') ')


Alejandro Gonzalez | 13:56

Orar: La única llave para pasar la PUERTA

Desde poco tiempo después de mi conversión he buscado incesantemente el significado espiritual de "PUERTA", debido a la capciosa pregunta de un hermano sobre que significaba ¿que nuestro Señor murió fuera de la puerta?  -pues se puede estar de uno u otro lado-, he leído definiciones de diccionarios bíblicos y teológicos entre mucha otra bibliografia pero mi sed por saber mas -debo confesar-, no se apaciguo y se que no se apagara hasta no cruzar la última puerta que marca la meta de todo cristiano. No obstante hasta que eso suceda el vivir es Cristo (Fil 1:21) por tanto porque no aclarar 'un poco' el significado de 'puerta espiritual'.

Abramos la Puerta

La biblia constantemente nos recalca 'el estar a la puerta', del 'otro lado de la puerta' o 'en la puerta', por ejemplo Mardoqueo, -padrastro de Ester- se quedaba a la 'puerta del rey' en donde descubrió los planes conspirativos primero contra el rey Asuero por dos de sus guardias y segundo contra el pueblo de Israel por Amán. Fue ahí donde ademas Mardoqueo intercedió con 'palabras' ante Ester para que ella rogase al rey, y así el pueblo judío no fuese aniquilado. Fue también ahí donde Mardoqueo fue levantado, humillando a su perseguidor y acusador.

Veamos una comparación de las personas de este libro con el mundo espiritual (aunque no es lo que tratara este articulo cuando leas el libro de Ester viene bien que recuerdes esta comparación): 

Susa, ciudad real ---> Jerusalem
rey Asuero ---------> Dios
Guardias Rebeldes --> Rebelión juzgada de los ángeles en el cielo. Satanás y sus huestes.
reina Ester ----------> Iglesia
Mardoqueo ---------> Creyente
PUERTA -----------> Jesucristo
Amán ---------------> Satanás

En si la lectura del libro de Ester nos muestra que al igual que una puerta -común y corriente- que se usa para pasar de un lado a otro la "PUERTA espiritual" es un medio de entrada a una vida en bendición. Por lo tanto no es lo mismo estar de un lado que del otro.

Puerta del rey Asuero (Jerjes I)
Aunque Mardoqueo vivía en la ciudad real y pertenecía al Pueblo de Dios, no podía pasar a la presencia del rey hasta no ser investido con los atuendos de la realeza, lo que por fin sucedió luego de pasar días 'expectante' bajo la protección y el resguardo de la puerta. En nuestro presente espiritual esa puerta es Jesucristo y la investidura y preparación te la dará como transites el camino de tu santidad.

Según el diccionario bíblico las puertas de las ciudades fortificadas y de los palacios ademas de permitir la entrada y salida de sus ciudadanos "impedía en caso necesario, la entrada al enemigo. Con frecuencia tenían poderosas torres que las protegían (2 Cr. 26:9) y a menudo, la puerta era una entrada monumental, embovedada, que atravesaba la torre (Dt. 3:5; 1 R. 4:13; 2 Cr. 8:5; 14:7)".

Abriendo la Puerta

La oración es la llave para poder pasar al otro lado de la "Puerta" para aquellos que quieren dejar de ser pueblo, pasar a ser hijos y asi ser salvos de la 'Ira de Dios'. Jesucristo dijo: "Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo". (Jn. 10:9). Aunque es de destacar que el Mesías también debió cumplir con lo escrito en la Palabra para entrar 'en el redil por la puerta'; es decir, aunque era el Hijo de Dios, entró en obediencia cumpliendo las ordenanzas, siendo circuncidado (bautizado) y presentado en el Templo. (Jn. 10:1-9; cfr. Lc. 2:21-22; 3:21-22).

La oración también es la llave para recibir la bendición que esta del otro lado de las otras "Puertas" -sanidad, paz, prosperidad, servicio y tranquilidad entre otras- después de haber pasado la principal: Jesucristo. Un ejemplo de lo anteriormente escrito es que a las oportunidades para el servicio (ministerio) reciben el nombre de "puertas abiertas" (1 Co. 16:9; 2 Co. 2:12; Col. 4:3; Ap. 3:8).

La oración poderosa, el blandir diestramenta la 'Espada de Dios', es con la que venceremos al enemigo -siempre, en el nombre de Jesús-. En fin la oración es la llave que nos dará la victoria ante cada 'PUERTA' que la vida cristiana nos ponga en frente.


Dios abrió «la puerta de la fe» a los gentiles mediante el ministerio de Pablo y Bernabé (Hch. 14:27)

(El siguiente articulo fue publicado originalmente  el  27/8/13 y revisado el 7/11/2015)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.