') ')


Alejandro Gonzalez | 12:34

¿Porque aprender a olvidar nuestras relaciones rotas?


Una persona que NO aprende a cerrar ciclos sentimentales en su vida, es una persona que siempre será inestable emocionalmente y de doble ánimo. 

Quien NO aprende a vivir el luto después de un quiebre amoroso de cualquier grado y duración, y no está dispuesto a que Dios en el tiempo sane, cure y limpie su corazón, quitando los residuos de lo anterior, y arrancando de raíz cualquier ligadura almática (incluyendo relaciones sexuales) y espiritual. 

Se convierte en una persona con raíces, vínculos y recuerdos siempre atados a relaciones pasadas, con amargura, poca tolerancia, infeliz, inconforme, idealista y sin la capacidad de poder amar con pureza a su nueva pareja. Aunque los ejemplos para esto en la actualidad cundan en las paginas de policiales de los diarios citare el siguiente caso como un ejemplo nimio -porque no hay heridos- pero si violencia ejercida por una ex-novia contra el vehículo de la actual mujer de su ex-novio. Su falta de perdón la llevo a atacar con tal violencia el automóvil que los daños casi totales generaron acciones civiles y penales por parte de los perjudicados que llevaron a la agresora a tener que sentarse ante el estrado del juez. (La Voz 27/02/2015)

Dios está a favor del Amor, pero Él lo deposita en corazones limpios, quebrantados, arrepentidos, contritos y humillados, de lo contrario sería como echar agua limpia en un vaso sucio, para querer tomársela. 

Para poder amar como la Biblia enseña y tener una relación sana, primero debe habitar Dios en nuestra vida, porque Él es el verdadero AMOR. Y en consecuencia a lo anterior, solo así podemos vivir un noviazgo y un matrimonio puro y santo, sin mentiras, sin miedos, sin manchas, sin doble vida y sin nada que ocultar, porque está la VERDAD y la LUZ de CRISTO [Juan 8:12 - 1 Juan 4:18] [Hebreos 13:4] "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla ..." Es decir Dios quiere parejas sin deshonra, sin mancha, sin ligaduras a relaciones anteriores, sin sentimientos pasados. 
La Santidad no es solo sexual, involucra TODO: Cuerpo (caricias y sexo), alma (sentimientos y emociones) y espíritu (nuestra comunión con Dios). [Hebreos 12:14]
Por ultimo es importante entender que el perdón es una actitud de obediencia a Dios y que con solo orar al Señor y decirle "perdono a [el nombre] por sus ofensas, palabras y actitudes contra mi, obedeciendo a tu mandato. En el Nombre de Jesús.", él sera quien se ocupara de que la paz que es sobretodo entendimiento llene nuestros corazones y los malos recuerdos se conviertan en solo una anécdota.

Dios les bendiga mucho! 
Atte, Miguel.-

(Esta semilla fue compartida por Miguel Nuñez en su cuenta de Facebook, la publicacion original fue el 26/11/2014 y reeditada el 27/02/15)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.