') ')


Alejandro Gonzalez | 17:28

Al final del desierto de tu necesidad esta tu consolación

Si algo caracteriza al ser humano es la constante búsqueda de soluciones a sus necesidades. ¿Solo basta responderse porqué se invento la rueda, el techo o el cómo hacer fuego?. Para darse cuenta que alguien necesitaba buscar una solución a su necesidad de refugiarse, calentarse o trasladarse más rápidamente.

El problema es que a veces la búsqueda de la solución nos lleva a lugares equivocados y otras veces se confunde, necesidad con deseó. En fin una necesidad siempre tiene una solución justa, mientras que un deseó en muchas ocasiones, no.

La Necesidad y la Biblia

La Biblia no es un libro de historia, ni cuentos, ni siquiera un reglamento -por más que en ella hay cientos de normas- sino que es una biblioteca de libros de principios donde se determina que bendiciones recibirás, si cumples con ellos. Y si no los cumples, de que quejarte, es tu decisión y de acuerdo a ella recibirás.

Además en la Biblia se pueden encontrar muchos mensajes figurativos. Por ejemplo cuando un hombre decide cavar un pozo en obediencia, más allá de lo que a él le parezca y encuentra agua, para que beban todos los suyos y para todos sus descendientes (Jacob no se imagino que un día el Mesías se sentaría a beber agua de ese mismo pozo), se abre la puerta a una gran bendición. 

Así un hecho real ejemplifica la gran bendición que es él hacer caso a Dios y recibir a Jesús cómo Rey de nuestras vidas, conviertiendose él para todos aquéllos que creemos en una fuente de agua para toda la eternidad.

Él desierto del Neguev es una figura de este mundo él cual esta lleno de necesidades que suplir y los pozos de agua son las iglesias en donde él creyente puede refrescarse, renovarse para enfrentar él caminó hacia el próximo pozo.

Isaac volvía del pozo del 'Viviente que me ve' (figura de la iglesia), el hijo de Abraham tenia sus tiendas cerca del lugar donde Agar la sierva de Sara había tenido el encuentro con el Dios Invisible. Podría decirse que Isaac había ido allí por el difícil trance que le tocaba superar al perder recientemente a su madre, fue en esa búsqueda de su consolación y porque sabía que Dios tenía un propósito con él que pudo encontrar su respuesta a su necesidad. Y ese propósito fue encontrar a su ayuda idónea y futura esposa Rebecca.

Por último es cierto que el cristianismo es la gracia de Dios, pero tiene principios. En la iglesia de hoy se tatúan la palabra, a Jesús o la estrella de David en vez de un dragón pero preguntó ¿Cual es la diferencia, si el principio que rige es el mismo? Dios prohíbe que se marquen el cuerpo.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.