El pecado bajo el brazo o el pecado concebido | El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM <h1>El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM</h1> El pecado bajo el brazo o el pecado concebido ') ')


Alejandro Gonzalez | 7:25

El pecado bajo el brazo o el pecado concebido

Una frase inocente, un gran peligro latente
Existe un dicho popular en mi país que dice «todo niño -recién nacido- llega con el pan bajo el brazo» a lo que hay que agregarle lo que muchos cordobeses graciosos le agregan, al ver a una persona obesa, «esté no solo vino con el pan bajo el brazo sino con toda la panadería». Bueno, mas allá del chiste, les tengo una noticia, para los padres primerizos, esto es así, no solo por el dicho popular sino porque así lo asegura Dios en sus escrituras.

No obstante esté comienzo distinto en el siguiente artículo nos vamos a referir a las palabras dichas por Jesucristo cuando mirando a sus discípulos les dice: «Dejad venir los niños a mi porque de ellos es el Reino de los Cielos». Y aunque siempre se nos enseño que los niños vienen con 'pecado concebido', estas dos palabras se encuentran muy lejos de  revelar la realidad.

Los niños al nacer aunque traen consigo 'el instinto o naturaleza pecadora' consigo, que tarde o temprano lo incitara a alejarse de Dios, pertenecen al Reino pues nacen sin pecado (concebido). Según e diccionario de la Real Academia Española, la palabra "Concebir" sig.: Comenzar a sentir alguna pasión o afecto; Formar idea, hacer concepto de algo. Es decir el caso de la palabra "Concebido" ya a estas definiciones se las da por hecho. Entonces seria mas justo decir los niños nacen con 'pecado por concebir' pues... bla bla bla.

¿Entonces porqué el niño se aleja de Dios?

Dios es Santo, es amor y es justo, por lo que al momento que el niño sabe distinguir la diferencia entre lo bueno y lo malo, por ejemplo cuando el niño rompe algo o saca al sin permiso y para esconder su 'macana o travesura', miente, eligiendo hacer lo malo para sacar provecho. En ese preciso momento nos alejamos de él. Empezando a dar lo mismo la existencia de Dios o no, pues toda nuestra confianza estará puesta en nosotros mismos o en lo que nos rodea.

Mientras mas crecemos trataremos de justificar lo que hacemos o pensamos desdé una óptica humanista acompañándola en muchos casos de una falsa filosofía. Para ese entonces ya no podremos aceptar que para pertenecer a determinado grupo deberemos aceptar sus reglas pues eso a nuestro entender será fundamentalismo o sectarismo.

Así cuando la naturaleza pecadora en él niño se despierta y esté comienza a pecar en el terreno espiritual hay un emisario de las tinieblas para acusarlo ante Dios, quien por ser justo, deberá dar sentencia y la persona será destituida de la 'Gloria de Dios'. En fin él Padre deberá hacer justicia y es sabido que la justicia va en paralelo al amor por lo que al caer él martilló sobré la mesa hay un solo veredicto: 'Culpable'. La pena:' la muerte'-

No obstante no se trata de una muerte física, sino espiritual, y el niño desde ese momento ya no puedo tener más acceso libremente al Padre. Desde ese momento se encuentra encerrado en una cárcel, con sus deseos y tentaciones y un fin que ni siquiera él más mentado se anima a entender cuando se lo dicen.

Sin embargo existe una forma de salir airosos de este juicio y es que en él transcurso del mismo este presenté nuestro abogado para defendernos, Jesucristo. ¿Pero cómo sucederá esto, si todavía no lo conocemos, además cómo niños muchos de nosotros ni siquiera sabemos leer y nadie en nuestra familia nos ha hablado nunca de la existencia de Cristo?. 

¿Porqué entonces somos culpables?

Bueno vamos a comenzar la explicación: Los niños son confiados por Dios a sus padres, él papá a su vez es responsable de su educación 'religiosa' por así llamarla de alguna manera -más adelanté cómo lo veremos en otras notas este concepto no ha hecho otra cosa que ir en contra de los humanos causándonos divisiones-.

Dios a puesto en todos su conocimiento y el de su ley en nuestros corazones, (por eso reconocemos el mal del bien) cosa que ningún ser humano  pueda decir que no conoce a Dios, ni que no sabe diferenciar el bien del mal y si no lo cree pregúntele a un niño pequeño si conoce a Dios y después pregúntele por Jesús y en la casi totalidad los casos le preguntara ¿Quien es Jesús?. Haga memoria de si mismo y trate de recordar cuando creyó que existe un Dios y cuando fue que conoció que hay un Hijo de Dios. La mayoría sino todas las respuestas sera que le tuvieron que presentar Jesucristo como Hijo de Dios, sea por medio de la TV o un predicador, mientras que de Dios siempre supo de su existencia (mas allá de si en la actualidad esta o no enojado con el).

Bueno hasta acá llegamos si tienen alguna pregunta déjenla escrita en los comentarios y se la contestare. A lo mejor nos hemos saltados varios temas apasionantes (como el bautismo, la predicación a niños. etc.,) pero no es mi propósito escribir un estudio teológico sino el de brindar algunas explicaciones sencillas que vayan aclarando nuestra mente y librándonos de aquellos cosas que se han enraizado en nuestras vidas trayendo amargura donde debería haber gozo.

Entonces recordemos lo que hemos dicho hasta ahora y así no perdernos nada.

  • 1. El niño nace con el pan bajo el brazo, pero también con el pecado bajo el brazo es decir con una naturaleza pescadora.
  • 2. El pecado nos aleja de la presencia de Dios.
  • 3. Como no queremos aceptar que estamos lejos e Dios nos excusamos con argumentos y filosofías humanistas.
  • 4. Un emisario es quien nos acusa ante Dios.
  • 5. Dios es amor pero también justo.
  • 6. Existe una forma de salir airoso del juicio, Jesucristo nuestro abogado.
  • 7. Los hijos son confiados por Dios.
  • 8. Los padres (no madres) son responsables  de la educación de sus hijos.
  • 9. Todos conocemos a Dios
  • 10. El niño no conoce a Jesús porque pertenece al Reino.

Porque último y después de haber  hecho un poco de memoria de la visto hasta aquí y que en artículos posteriores nos adentrarnos aún mas, voy a aclarar que nos sucede cuando cada uno de nosotros muere  físicamente tanto seamos niños o adultos para lo que voy a ser muy conciso.
Primero el cuerpo vuelve a la tierra, segundo el alma tiene dos destinos dependiendo siempre de la decisión que hayamos tomado (por lo que el niño si aun no se ha alejado de Dios, su destino es la vida eterna junto a él) y por ultimo el espíritu -el soplo de vida- vuelve a Dios.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.