') ')


Alejandro Gonzalez | 11:18

La defensa que hara huir a Satanás. 3 tipos de pensamientos

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; (1 Timoteo 4:1)


Existen tres tipos de pensamientos:

1. de Dios;
2. del Hombre; y
3. de Satanás. 

Como vimos en el devocional anterior, Dios nos da el escudo de la fe para que en el se apaguen todos los dardos (pensamientos) del maligno pero también debemos de llevar cautivos nuestros pensamientos a la obediencia en Cristo Jesús cada mañana (2 Co. 10:5).

No obstante hay muchas personas que le hacen lugar a sus vidas a pensamientos y hasta a voces que oyen claramente en sus mentes y que tienen miedo de confesar por ser tratados de locos. En mis años de ministerios me he topado muchas veces con este tipo de manifestaciones que son mas comunes de lo que se cree pero que encierran a la persona en una cárcel que creen única. Hasta que por gracia en alguna charla de consejería sale a luz la mentira escondida (Lc. 8:17). 

Por otra parte también están aquellos que pregonan que el bien y el mal están dentro de cada uno y por lo tanto nosotros somos Dios o el Diablo, una herejía sin nombre, o los que sabiendo la Palabra de Dios guían a las personas a una 'ceguera espiritual' en pos de sus intereses al incentivar la adoración a cintitas, talismanes, fetiches, imágenes o estatuas echas de manos de hombres, de palo o de yeso, pero que no se pueden mover sino son cargadas. (Is 46:6-7; Ap. 9:20)

Pocas son las veces que los hombres y mujeres engañados reconocen su equivocación y que estas 'distracciones' son la verdadera batalla espiritual que sucede en sus mentes para mantenerlos cautivos puesto que el arma espiritual que tiene Satanás es la mentira, la cual de tanto consumirse como cierta se convierte en una fortaleza en las mentes humanas (costumbres, arraigos, etc).

"La defensa de usted ante él es la verdad. Hacerle frente a Satanás no es un encuentro de poder; es un encuentro de verdad. Cuando usted expone la mentira de Satanás con la verdad de Dios, el poder del Diablo se rompe" (Anderson p. 163) "Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros" (Santiago 4:7).

Como vimos en el principio de este articulo hay tres tipos de pensamientos, pues bien ahora veremos como reconocerlos:

1- El pensamiento de Dios: No hay que confundirlo con el instinto sino que este pensamiento viene directamente de parte del Señor y es el primero en aparecer y siempre esta referido al bien. A veces podrá despertarnos en medio de la noche para orar por alguien o por algo, otras veces nos adelantara un hecho que nos sucederá pero su característica principal es que siempre es para bien y dirigido a nosotros: "Ora por... Levántate a... Ve y... " Un ejemplo que mencionare es lo sucedido hace varios años a mi esposa en la calle: Mientras ella caminaba el Señor le dijo. "Ve y dile a esa mujer que su sanidad esta en marcha". Mi señora aunque en las primeras dos cuadras que camino detrás la mujer no se animo a hablar -para no ser tomada por loca-. Al llegar a la puerta de la entrada al edificio donde vivía la mujer y sabiendo que ya no habria oportunidad se animo y le dijo: "El Señor me dijo que le avisara que su sanidad esta en marcha". La mujer la miro, la abrazo y se largo a llorar pues ya hacia tiempo que venia padeciendo de un cáncer.

2- El pensamiento del hombre: Siguiendo con el ejemplo anterior el pensamiento del hombre vendría a ser aquel que razona todas las cosas, que trata de encontrarle siempre la lógica a las sucesos y por tanto la mayoría de las veces se opone a los pensamientos de Dios, hasta que como seres humanos empezamos a reconocer que "lo sobrenatural de Dios es la lógica de Dios". Mi esposa tuvo una intensa 'guerra espiritual' que debió luchar durante dos cuadras con su raciocinio, con la lógica del que dirán, hasta que doblego a su carne y entrego el mensaje.

3- El pensamiento del Diablo: En realidad no hay mucho que escribir para darnos cuenta que son todos aquellos pensamientos contrarios a los de Dios los cuales buscaran hundir a la persona en el fango de los problemas, el ego, la desesperanza, la desilusión y el menoscabo. Las características que poseen es que al igual que un dardo, son rápidos y certeros, siempre son en tercera persona y siempre tienen como objetivo el mal. Algunas veces despiertan en la personas fantasías que siempre están rodeadas de ira, enojo y supremacía contra el prójimo a través de la violencia.

(este articulo fue publicado originalmente el 26/2/14 y revisado y reeditado el 23/07/15

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.