https://google.com, pub-5415653516730744, DIRECT, f08c47fec0942fa0 Compendio del Evangelio de Juan - Capitulo 3 - Nicodemo | El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM <h1>El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM</h1> Compendio del Evangelio de Juan - Capitulo 3 - Nicodemo ') ')


Alejandro Gonzalez | 23:35

Compendio del Evangelio de Juan - Capitulo 3 - Nicodemo

Capitulo 3

3:1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 
3:2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 
3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 
3:4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 
3:6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 
3:7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 
3:8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
3:9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? 
3:10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? 
3:11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. 
3:12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? 
3:13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. 
3:14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
3:15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 
3:18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 


3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 
3:20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 
3:21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
3:22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba. 
3:23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados. 
3:24 Porque Juan no había sido aún encarcelado.
3:25 Entonces hubo discusión entre los discípulos de Juan y los judíos acerca de la purificación. 
3:26 Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él. 
3:27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo. 
3:28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él. 
3:29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 
3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.
3:31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos. 
3:32 Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio. 
3:33 El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz. 
3:34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida. 
3:35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.
3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

El siguiente capitulo a mi entender es el mas espiritual del evangelio de Juan en el Jesús mantiene la charla mas evangelista de las Sagradas Escrituras. En sus versículos podemos ser testigos de la charla que el Señor mantuvo con Nicodemo, un fariseo y principal entre el pueblo judío, pero que según las propias escrituras al venir de noche (V. 2) a hablar con el Rabí, confirmó que aun habitaba en tinieblas (Lc. 1:79). No obstante a la postre sera el propio Nicodemo quien corroborará su conversión, al ser quien pida lleve las esencias para ungir el cuerpo de Cristo al bajarlo de la cruz.

Asimismo aquí es el Señor quien demuestra que no es el conocimiento sino el don de ciencia el que da sabiduría de lo alto, pues mientras que lo primero solo nos mejora intelectualmente, lo segundo no solo obra en esta área sino también edifica al ciudadano del reino, aunque no podemos obviar que aquí también Jesús le habla literalmente a Nicodemo del nuevo nacimiento. (V. 3)

En el (V. 6) Jesucristo enseña el principio mas misericordioso de la Biblia, cuando hablamos de los ciudadanos del mundo y el pecado -palabra y tema muy duro de tratar-, asimismo pone de manifiesto las obras de la carne que nos perseguirán durante toda nuestra vida cristiana, pues aunque somos nueva criatura 'de carne somos' .

Jesús explica como es el sentir y obrar del Espíritu Santo en el verdadero cristiano lo que puedo confirmar en mi servicio de como Dios esta obrando en un lugar (con nuestra vida) y al siguiente día somos movidos o llamados a reposo con la misma paz y tranquilidad que se nos llevo -aclaro que esto siempre tiene que ser bajo autoridad-. (V. 8) El principal se queda sorprendido de esta libertad que el Espíritu Santo le otorga al nuevo ciudadano celestial y demuestra a la vez su enceguecimiento a ese mundo desconocido aun para él, recibiendo de contestación por parte de Cristo una pregunta retorica a su sabiduría intelectual. (V. 9-10)

Por ultimo con respecto a esta conversación Jesucristo hace hincapié en algo que llama poderosamente la atención al aclarar que todo lo dicho antes pertenece al 'mundo terrenal' de poniendo de manifiesto la existencia de un 'mundo espiritual terrenal' y otro mundo espiritual de mas jerarquía que es celestial -primero, segundo y tercer cielo- fundamentando esto al decir en que nadie subió al cielo, sino que el descendió. (V. 12-13)

Seguidamente Jesús continua la charla con Nicodemo trayendo a su actualidad un símbolo de fuerza y poder bien conocido por los sacerdotes judíos: la serpiente de bronce. Símbolo levantado en un estandarte para que cuando los ciudadanos hebreos fuesen mordidos su veneno no los matase. No obstante como condición para esta sanidad, estaba primero creer que solo por mirar a la 'serpiente de bronce', Dios los salvaría de la muerte y de su ira. (La plaga fue enviada por Dios debido a la blasfemia del pueblo por la provisión enviada). (V. 14-15) 

En relación a esto el Señor declara (V. 16) las palabras mas conocidas de la Biblia -muchos estudiosos de las Sagradas Escrituras llaman a este versículo 'La Biblia en miniatura'- para luego destacar el propósito de su venida V. 17-18 y la condición para ser salvo de la ira.

Al termino de relatar esta charla el apóstol cambia repentinamente el tema para relatar las palabras de Juan el Bautista antes de ser encarcelado, el cual dirime una discusión traída a él por sus discípulos quienes estaban celosos de la repercusión y fascinación que despertaba el ministerio de Jesús en el pueblo judío, aclarándoles que esto era necesario pues su ministerio debía menguar para que creciese el ministerio del Salvador del mundo. (V. 22-33)

Aunque este es un tema que trataremos mas adelante a mi entender Dios debió dejar que terminase abruptamente el ministerio de Juan dejando que fuese encarcelado y asesinado pues de lo contrario como queda demostrado en estos versículos el hijo de Zacarias hubiese continuado con su ministerio no uniéndose al de Cristo y convirtiéndose en una piedra de tropiezo para el evangelio.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.