') ')


Alejandro Gonzalez | 20:27

Despues de la separacion levanta la vista y mira lo que Dios tiene para ti

Gn. 13:14-15 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
Para que nadie se lleve la gloria

Todo división es una dura prueba, puede ser esta económica, familiar u fraternal. No obstante ten fe luego de la prueba viene la recompensa y aunque nos parezca redundante recalcarlo siempre es necesario primero pasar la prueba. 

Abram debió vivir momentos de angustia por la ida de Lot y es común que después de afrontar estos momentos de disolución nuestro animo decaiga hasta el punto de solo sentarnos a esperar el próximo golpe o como dicen algunos 'el tiro de gracia'. No creas que eres el único que lo siente así, al contrario son los menos los que se reponen mas rápidamente. Ten en cuenta que así como al 'Padre de la Fe' esto le sucedió, también nos sucede. Esto es para que nadie se lleve la gloria.

Dios respeto el dolor de las vivencias de Abram pero después 'del tiempo', le llamo la atención al decirle 'alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estas [...] Porque toda la tierra que ves la daré a ti y a tu descendencia...'.

Cuando Dios te hace levantar la vista, es para que mires lo que el tiene para ti

El Padre reconoce lo que Abram estaba viviendo, lo que el sentía en su corazón por la 'division planteada' y posterior apartamiento de su sobrino Lot y le muestra que todo le sera dado a él y a su descendencia -no a su descendencia natural, pues Lot era su sobrino natural de familia- sino a aquella descendencia que creyera en la Promesa de Dios por fe, solo por el creer somos justificados, tan simple y tan difícil a la vez.

En el creer en esta promesa es donde Dios muestra la supremacía de la eternidad de lo espiritual sobre lo natural, los hombres mezquinos podrán elegir poseer parte de la mejor tierra y sin embargo estas no dejaran de ser temporales, mientras que para el creyente su posesión es desde aquel primer momento en que creyó le sera eterna y para siempre.

Primero lo natural, luego lo espiritual ...aunque lo espiritual prevalece.

Alrededor de nosotros siempre hay personas que tienen apariencia de bondad no obstante cada vez que están cerca nuestro o que los hacemos participes de un proyecto estos siempre se traban y no salen y si salen no es lo que esperábamos. Mas allá de que existen conflictos espirituales que hacen posible estas trabas o problemas no vamos a adentrarnos en esta parte del articulo en ellos sino que vamos a ver lo natural.

Esas personas poseen un don por así 'llamarlo de un modo' para hacer que la desazón, el desgano y desinterés se apodere de nuestras vidas logrando así que la intensidad que teníamos en un principio se pierda. De esta clase de personas es la que nos pide también el Señor que nos alejemos -y no solo de aquellos que viven de mal modo-, no que los dejemos de lado pues todos ellos necesitan del testimonio que cada uno de nosotros podemos darles para ser libres de esa cárcel espiritual. 

Jesús vino a los enfermos pero no se enfermo y eso es justamente lo que el Señor nos pide que hagamos, no hace falta que trabemos una relación que nos ate espiritualmente pero si que creemos una relación con compromiso de enseñarles y ayudarles a poder dejar de hacer lo malo, mientras en ellos aya un vivo deseo de que esto suceda. Ten la plena confianza que sera el mismo Dios quien se ocupara de que la Palabra dada crezca y sea salvo si así lo tiene que ser.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.