') ')


Alejandro Gonzalez | 14:16

Pide tu sanidad pero antes piensa ¿si te mueres hoy a donde vas?

Hace ya algunos días que no estamos escribiendo de sanidad ¿se preguntaran porque? y mi respuesta es nuevamente que VCM es un sitio espiritual por lo que solo se puede testimoniar de experiencias llenas de bendición y no de artículos vacíos de contenido y llenos de ciencia y manipulaciones.

Para llenar de bendición esta nota he tomado las palabras del pastor Cash Luna quien anima a los creyentes a atreverse a ir un paso mas allá a, "proclamar sanidad para tu cuerpo y para quien lo necesite. La sanidad es una orden que se da con autoridad. Eres un ungido y debes estar convencido que el Señor desea usarte para sanar a otros. Practica la Palabra de fe y cree que será hecho conforme a tu mandato porque todo es posible para el que cree". 

No obstante el hablar -no gritar- y tener autoridad no tiene que confundirnos y debemos luchar para ser libres en nuestro corazón y mente de las malas costumbres y sentimientos para recibir la bondad de Dios, en fin debemos ser libres del pecado que es la puerta espiritual para las enfermedades del mundo.  

Hace algún tiempo atrás me he topado con muchos creyentes deseosos de recibir su sanidad de Dios sin embargo en casi todo ellos podía palparse algo en común: 'una fe falsa y descreída'. Lo único que pude sentir ante ellos fue congoja pero el Señor me movió a hacerles una pregunta con referencia al tema en particular que estábamos tratando. ¿Si hoy, este problema viniese a ti y te matara a donde irías?. Recibiendo por contestación respuestas que 'aunque terminaban en el cielo comenzaban con un gran signo de interrogación. Es así que mi conclusión es que hay miles de creyentes en las iglesias que aun no han recibido en verdad a Cristo en su corazón como Rey, Salvador y Señor de sus vidas y por lo tanto su incredulidad es una impresionante fortaleza para recibir la tan ansiada sanidad.

Por tanto si tenemos en cuenta que la 'Palabra de fe' que hablamos es algo que declaramos sabiendo, entendiendo y confiando que sucederá. El recibir la sanidad solo es confirmar con hechos lo que creemos. ¡Ten fe y pide a Jesús tu milagro!. (Aclaró que sanidad y muerte son dos cosas distintas y ya tendremos tiempo de estudiar esto con mas detenimiento.)

No te rindas, Dios no sabe perder, no te suelta, como no soltó a Pedro y lo sostuvo para que no se hundiera. Acércate al Señor, pídele que te tome en Sus brazos de nuevo y te reconforte en todo momento. Haz un pacto con Él para permanecer a Su lado, tal como Él permanece contigo eternamente. Y declara bien fuerte: 
Señor Jesús te recibo en corazón como mi Señor y Salvador de mi vida. Te reconozco como mi Rey y me arrepiento de todos mis pecados perdonando a todos los que me ofendieron. Declaro que soy un hijo de Dios y nueva persona en Cristo Jesús y recibo tu sanidad sobre mi espíritu, alma y cuerpo. En el nombre de Jesús. Amen.
Tu sanidad ha sido hecha. Gloria a Dios.

(Fuente: Este devocional lo he escrito en base a algunas declaraciones del pastor Cash Luna agregándole mi sentir y experiencias vividas.)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.