') ')


Alejandro Gonzalez | 13:44

Prepararnos para predicar es capacitarnos para convencer

Si confesamos con nuestra boca y creemos en nuestro corazón que Dios levanto de entre los muertos a Jesús el Señor, Salvador y Rey de nuestras vidas. El es fiel y justo para perdonarnos. 
Estas son frases que muchos de nosotros estamos acostumbrados a decir cuando predicamos pues sabemos y reconocemos que muchas son las veces que los hombres no obedecen al evangelio, que son desobedientes y rebeldes porque alguna vez estuvimos de ese lado. Sin embargo también sabemos que el Señor cumple con sus promesas y esta dispuesto a extender su mano a todos los que lo invocan. Dios asegura -y no miente, pues no es hombre para mentir- que cada uno que lo busque con un corazón contrito y humillado podrá entrar por su gracia y en paz a ser ciudadano de la Jerusalem celestial. "Porque todo el que invoque el Nombre de Jesús sera salvo" (Ro. 10:13).

No obstante también sabemos que no cualquier persona puede decir 'Jesús es el Señor', basta solo con mirar alrededor, prestar atención y podremos apreciar esta situación. Si hasta existen miles de creyentes que se avergüenzan de llevar una Biblia en sus manos por ser tildados de locos y en esto tienen razón pues el evangelio para el mundo es locura pero para los creyentes es poder de Dios.

Pero bien, fuera de las congregaciones hay miles de hombres y mujeres que necesitan de esta Palabra, que esperan que alguien se les acerque y les enseñe esta verdad vivida a diario sin juzgarlos, que sepa aprovechar la oportunidad de poder testificar del nombre de Cristo y así crecer en el ministerio que Dios le confió.

¿Pero como van a lograr cumplir con este propósito? ¿De que aquellos que están alejados, ahora se acerquen e invoquen el nombre de Jesús como su Señor, Salvador y Rey de sus vidas? Si muchos de ellos conocen al Señor, sus milagros, sus prodigios, sus Palabras solo por palabras. En fin llegada la ocasión ¿que dirán?.

Recordemos en parte la parábola del sembrador y hagamos hincapié en una sola palabra: Jesús dijo que la semilla que cae sobre el camino queda sin resguardo. Entonces las aves vienen y se las comen. Cuando explico el significado de esto a sus discípulos les explico que las palabra dada a las personas 'sin entendimiento' es como esa semilla. (Mt. 13:19) ¿Y porque pide que sea con entendimiento si no es porque esa es la única manera de hablar con convencimiento? Algo en que los apóstoles recalcan en cada carta (Ro 4:21; Tito 1:9; Judas 1:22).

Por esta razón es que si tu eres miembro del cuerpo de Cristo, no tengas en cuenta tu edad para prepararte y capacitarte para que llegado el momento en que el Señor te brinde la oportunidad de poder testimoniar ante una o cientos de personas puedas hacerlo con denuedo y fundamento.

Por último se parte, haz posible que aquellos que han ofrendado sus vidas, que se han preparado 'para ir al campo a segar', brinda tu apoyo y mientras tanto prepárate para ser un obrero aprobado. No permitas que la pregunta que hizo el apóstol San Pablo quede sin respuesta. 
¿Y como predicaran si no son enviados?

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.