') ')


Alejandro Gonzalez | 10:28

Esperando en la Casa de Misericordia

Jesús llego al estanque de Betestda [transcripción griega de la voz aramea bet-jasdá , casa de misericordia ; las variantes textuales rezan Betzatá o Betsaida (Dicc.Bibl.Nelson - pag. 163)], en Jerusalem. A lo mejor tomo ese camino para visitar algún pariente o simplemente porque sabia que para esa fecha se juntaban allí una gran cantidad de enfermos en busca de su tan esperado milagro que los sacara de su sufrimiento. V.1

Todos los enfermos debían luchar por su 'milagro injusto' -lo llamo así pues los que no podían moverse y no tenían ayuda para llegar al estanque nunca lo obtendrían, es decir, aquí si se hacia acepción de personas-, ademas de poner de manifiesto los mas oscuros deseos del ser humano, como la ambición (los deseos de ganar), los egoísmos, los miedos, el temor, entre otros.

Entre todos los enfermos situados alrededor de la fuente había un hombre el cual no tenia ninguna oportunidad de obtener el milagro pues se encontraba postrado en una camilla y sin ayuda. Y fue justamente a este desvalido al que se le acerco el Señor y le pregunto: ¿Quieres ser sano?. Lo escucho, dejo que se desahogara -en fin que confesara su resentimiento- y le dio la orden: Levántate, toma tu lecho y anda. V.8

Acá podemos encontrar dos enseñanzas que se destacan. En primer lugar Jesucristo escucho los ruegos de este hombre tullido pues mientras los demás estaban atentos al movimiento del agua de seguro esta persona se encontraba pidiéndole en su corazón a Dios, que le ayudara para poder llegar al estanque. De seguro estaría orando: "Por favor Jehova ayúdame a llegar a la fuente. Señor ten misericordia de mí".

La segunda cosa a tener en cuenta es que todos los que estaban en los pórticos eran enfermos y al igual que los 'cangrejos azules' fueron movidos por su egoísmo y malos sentimientos al ver que aquel que ellos sabían que nunca conseguiría llegar, obtuvo su sanidad, por su fe por creer en el Salvador y ellos aun seguir esperando. "DETENTE AHI!!! -gritaron- no te es licito cargar con tu camilla... Como te atreves a [ser sanado] y cargar con tu lecho." V.10

El hombre solo les contesto: "...el Señor [del día de reposo] me lo ordeno...", sin embargo sus mentes no entendieron, seguían cerradas a lo que ellos querían y aceptaban debería ser, quitándose y perdiendo por ellos mismos la opción de ser sanados por Jesucristo quien se retiro de aquel lugar donde la dureza de los corazones quedo expuesta, al solo escuchar los enfermos al igual que el diablo dedicarse a acusar. V.11

No obstante Jesús se le acerco luego a quien había recibido la sanidad para que toda la obra fuese completa y para que no quedase ninguna duda de quien fue el que la realizo. V.14

Vaya a saber si fue por predicar -me inclino mas hacia esa opción- o si fue por acusarle pero el hombre salio corriendo a testimoniar quien lo había sanado por lo que puede haber sido por la pasión transmitida al nombrar a Jesús como el autor del milagro que lo saco de la postración, lo que despertó en los judíos la sed de muerte revestida en la religiosidad de transgredir el día de reposo. V.16

No obstante Jesucristo llama la atención los religiosos V.17 al describir la acción de todo buen hijo de seguir el ejemplo de su padre, resaltando el hecho de que si Dios es uno y no descansa ningun dia protegiendo a sus hijos porque él dejaría de contestar una necesidad sin contestar.

A continuación les recuerda el cumplimiento de la profecía pues el "juicio fue dado al Hijo por el Padre" y quienes tienen la potestad de aplicar la sentencia son cada uno de los juzgados al creer o desechar la salvación del Hijo de Dios al igual que hicieron aquellos enfermos. V.24

Cristo vuelve a retomar el tema y a refutar los argumentos expuesto por los Judíos los cuales solo muestran que su maldad es verdadera y cimentada en ellos mismos al resaltar que él no es quien da su propio testimonio sino aquellos a los que sano y libro de la cautividad, volviendo así el testimonio de él verdadero. V.32

Juan el Bautista fue enviado para dar testimonio de la venida del Cristo y se esperanzaban en aquello creándose su propia imagen de como seria el salvador por lo que cuando la palabra se hizo carne pero no de acurdo a la esperanza imaginada por ellos ya no creyeron. V.38

Ante esto Cristo les reta a que lean las escrituras, las escudriñen hasta lo mínimo pues en ellas encontraran la descripción de la salvación y entonces serán confrontados con la verdad y sabrán que hablan de él. V.39

Por último el Señor en este dialogo con la perversidad destaca la parafernalia del 'Status Quo' que ellos mismos descrean de lo que pregonan y defienden. V44.

(El articulo original fue publicado el 20 de febrero del 2014 con el titulo Compendio del evangelio de Juan - Cap 5 y revisado el 6 de febrero del 2015)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.