') ')


Alejandro Gonzalez | 18:14

Una sociedad sana debe tratar de abolir la prostitucion - ROMPIENDO EL SILENCIO

Buscando un tema importante de tratar en Ministerio VCM, encontre en Facebook a quien se hace llamar "Ezequiel Génesis" un activista de los derechos y valores cristianos y quien se considera a si mismo una voz que representa a los "sin voz", a aquellos que por distintas circunstancias de la vida no tienen espacio para hacerse escuchar en los medios y en la política ciudadana.

Ezequiel en la publicación de su muro resalta que a su parecer -y el nuestro- la prostitución no es un trabajo sino que es un mal, fundamentado este parecer en la "cotidianeidad de la realidad" de las calles de la zona roja de la ciudad de Córdoba la que cada vez se va agrandado mas y en las trágicas consecuencias que se esconden detrás de esta cotidianidad pero que no por eso dejan de existir.

Aunque destaca que en la provincia de Córdoba ya se ha promulgado una ley que prohíbe los locales donde se ejerce la prostitución. también resalta que la realidad muestra lo contrario y que ese esfuerzo no basta. Solo basta consultar en algunos lugares o sitios web para saber donde buscar mujeres, varones y adolescentes que la practican protegidos por la oscuridad de la corrupción política.

En su nota "Ezequiel Génesis" fundamenta con varios puntos el ¿Porque Eliminar la Prostitución? de los cuales hemos tomado algunos para destacar y tratar.

1- YA ESTÁ ABOLIDA: Ya están prohibidos los locales donde se ejerza la prostitución en toda la Argentina (aunque no se aplica). La ley nacional 12.331 prohíbe los prostíbulos y pena a quienes los exploten en el país. 

2- TRATA DE PERSONAS: La prostitución no es algo honroso como para exhibirla y promocionarla, no es saludable, ni ética, ni moral y es indiscutible que va de la mano con la trata de personas ya que ambas actividades se hermanan para auto protegerse y promocionarse a la vez que se mimetizan y camuflan mutuamente.
La trata de personas se relaciona con la prostitución por "elección laboral” según lo expresado por las prostitutas que buscan su legalidad. No obstante eso no quita que miles de mujeres se encuentran presas, engañadas, manipuladas y conviviendo con las "legales". Esclavas del horror que buscan escaparse (a costo de su propia vida muchas veces) de las garras de la prostitución a la que han sido insertas por sus “dueños, fiolos o tratantes" que intentan convencer a sus víctimas de que no tienen otra escapatoria a su deseo de liberarse que el que trabajar dócilmente para ellos. Por esto es de suma tristeza el ver y escuchar a ciertas mujeres que defienden y promueven a la prostitución. ¿Y por qué tristeza? Porque en los prostíbulos allanados se encuentran por lo general a mujeres que están allí por su “propia voluntad”, y otras que no. ¿Qué hacen las mujeres que están por “propia voluntad” para defender de las garras de los tratantes a sus propias compañeras? Nada, solo callan, y en muchos casos se comportan como cómplices al hacer de mediadoras para acusar a las mujeres “rebeldes” ante el “dueño” por los malos comportamientos de las esclavas sexuales, u ordenar maltrato sobre ellas. En último caso viene el silencio, la indiferencia o el callar, que suele ser el más atroz de todos los otros males. O sea, vemos como la esclavitud sexual se emparenta con la mujer que ejerce “libremente” el sexo por relación de conveniencia, dependencia y resguardo “laboral”.

3- OBJETO SEXUAL: Es extraño que algunos grupos en “defensa” de la mujer o auto proclamados feministas salgan a defender algo tan desagradable en la mujer como lo es la prostitución. En realidad no es extraño, sino que es sabido que estas “organizaciones” se caracterizan por las contradicciones y los engaños o apropiaciones que hacen de la bandera de los derechos humanos para alcanzar lo que quieren y después tirarla y pisotearla una vez alcanzado su objetivo. 
El punto es claro y evidente que tanto la prostitución mal llamada forzosa, como la también mal llamada “voluntaria”, es otro acto de violencia hacia la mujer. ¿Por qué? Porque se hace uso y abuso de un cuerpo a cambio de dinero. Los hombres que buscan la prostitución, reducen en un mero objeto a las mismas por medio del dinero y solo para satisfacer un deseo sexual. 
La mujer prostituta que está por propia “voluntad”, es para el hombre un recipiente; un tarro que solo sirve para descargar algo. Aquí no hay una relación de mujer a hombre; uno y el otro no se conocen, ni saben, ni se interesan entre sí, solo se persigue un interés "por una cosa-objeto".

4- ENFERMEDADES SEXUALES: Para ejemplificar esto y aunque la pregunta parezca demasiado grosera es ineludible hacerla. ¿Usted comería o se llevaría algo a la boca amohosado u enfermo? La mayoría de las respuestas creo seria: ¡Claro que no!. Porque nadie en su justo juicio se arriesgaría a meter algo en su cuerpo que puede matarlo u hacerlo sufrir -mucho- hasta que llegue la muerte. Es sabido por las estadísticas que se conocen, que los sectores sociales más atacados por enfermedades sexuales, son los hombres que practican la homosexualidad y las prostitutas. No es casualidad que esto sea así, ya que el riesgo y las inseguridades que conlleva el tener relaciones sexuales con una mujer o un hombre que ni se conocen en lo absoluto y por la falta de cuidado que existe en personas que solo tienen al sexo como mero placer de momento, efímero, y un simple negocio. 

5- TRABAJO: "Trabajadoras sexuales". Es la frase usada y manipulada por un grupo minúsculo de mujeres que quieren ser las representantes legales de las prostitutas formando un sindicato en búsqueda de aportes para cubrir sueldos y gastos de quienes trabajen en el. Sin embargo y teniendo en cuenta que si hemos coincidido en todo o en parte con los puntos antes enunciados no se puede ni se debe llamar trabajo a la explotación sexual del cuerpo por lo que no seria descabellado decir que este sindicato cumpliría el papel de "fiolo legal" ya que los aportes obtenidos provendrían de la explotación.

6- DIGNIDAD: Viendo que en las voces que se expresan a favor de la prostitución se oye la palabra dignidad una definición bastante lejana para describir una actividad tan cercana al delito y por tanto a lo descrito por el diccionario de la Real Academia el cual dice lo siguiente: Excelencia, realce. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse. Cargo o empleo honorífico y de autoridad. 
Pues entonces ¿Puede llamarse o puede aludirse a esta palabra -por mas que desde algunos sectores a favor de la explotación sexual se quiera- si la raíz de sus acciones ni se asemejan, ni se puede considerar un trabajo?

7- "ANTIGUO OFICIO”: ¿Porque sea un “actividad” muy antigua se lo puede considerar un oficio? Por supuesto que no, porque en ese sentido también el incesto o la pedofilia es algo ancestral, y no por eso tenemos que legalizarlo aun cuando hoy se practica. Asimismo es mas común de lo que se cree escuchar a los delincuentes decir: "Esta noche o el fin de semana salgo a trabajar" y no decir que salen a robar o delinquir. Por tanto por mas que algo sea común o se lo llame de una determinada manera no significa que sea normal o bueno o que se lo pueda llamar trabajo u oficio.


Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.