') ')


Alejandro Gonzalez | 13:14

¿Esta bien lucrar a Cristo?¿Convertirnos en los manager de su imagen?

 'Hipolito' es un trabajo realizado
 por un gran artista y amigo
inspirado en mi persona.
En la actualidad podemos ver y leer miles de carteles y notas adorando a Cristo al entrar en Facebook, Twitter u otras redes sociales así como en cientos de blogs que usando estas nuevas tecnologías la cual nos permite acercarnos a lugares antes impensados para predicar a Jesús, y en su gran mayoría todos opinan lo mismo. Todo lo que hago lo hago por y para Cristo por tanto no es mio. Sin embargo y doliéndome de lo que debo de decir el profesionalismo de los grandes ministerios a llegado a tal grado de laicismo que rápidamente se escudan en leyes de hombres imponiendo 'derechos de autor'.

¿Pero puede alguien adueñarse de los derechos de autor cuando el objetivo de todos es el mismo? ó ¿levantar la voz diciendo este material lo he creado yo, es mío, sin convertirse en un asalariado? ¿que pasaría entonces si los descendientes de Pedro, Juan o cualquiera de los apóstoles manifestaran lo mismo? ó llegando aun mas lejos ¿cuanto le deberíamos a Jesucristo por usar su imagen?. Una gran pena pero en esto se han convertido miles de pastores, salmistas y predicadores de 'Jebus' como diría Homero Simpson.

El creador de la red Internet puso como condición de uso de la red que toda la información compartida debía ser libre. ¿Puede ser que el mundo nos deba enseñar a los cristianos? Por eso Ministerio VCM permite el uso de todo el material subido a web nombrandolo o no porque lo importante no es el Ministerio VCM sino Cristo.

¿Esta mal entonces escribir un libro, hacer una película, cantar canciones, etc donde se hable de Cristo o valores cristianos? 

No, para nada, mientras como siervo de Dios entienda que no es ni para enriquecerme, ni buscar fama, ni algún provecho propio, sino para predicar, enseñar y ayudar comprendiendo que Dios será quien se encargara de suplirme lo necesario en sus riquezas para que no mendigue pan. Hoy muchos 'hermanos' creen que vivir por fe, es vivir como estos 'asalariados': Hacerse famosos y vivir del lucro que me da el evangelio y eso no es vivir por fe sino vivir del evangelio.

¿Pero y que, de aquellos que han puesto grandes sellos discográficos, fílmicos o editoriales, no deben cobrar por su trabajo?

No. Lo vuelvo a repetir, NO y desde un principio de la letra N, porque están lucrando con la imagen de Cristo, es decir se han vuelto representantes o manager de Jesús. Podrán levantar miles de excusas económicas en base al dinero pero en esa delgada linea entre lo que me parece bueno y lo que no lo es, puedo asegurar que mas temprano que tarde caerán en lo malo.

¿Entonces como subsistirán?

La respuesta la tienen miles de ministerios alrededor del mundo: Aprendan a vivir por fe. A Jesús desde hace un poco mas de 5000 años que se lo predica antes de su venida, en su venida y ascencion y en su espera y no le ha echo falta ningún asesor de imagen es mas la biblia nos enseña que ha estos los ha echado de su reino o les ha ido muy mal en su final desde Balaam hasta Simón el mago.

¿Entonces esta bien ser un empresario de la imagen de Cristo? 

Dijimos que es lo peor que se nos puede ocurrir, por tanto NO podemos NI debemos serlo..

¿Y entonces que es ser un empresario cristiano? 

Ser un empresario cristiano es vivir los valores cristianos en nuestra empresa de manufacturas de productos u servicios que son de la vida cotidiana de las personas. Es decir puedo producir jabones -los que les vendría bien usar a estos asalariados- cumpliendo con todos los requisitos que el estado en que estoy viviendo me solicita, pagando a mis empleados en tiempo y forma correctas, siendo diligente en las entregas de los productos. En fin mostrando la diferencia y que ese testimonio trascienda para que se conozca el evangelio.

Por último la gran comisión nos ordena predicar el evangelio hasta lo ultimo de la tierra por lo tanto mi manera (don) de hacerlo no es privativa a mi y la pueden compartir otros de igual o distinta manera tan simple porque De Gracia me fue dada y de Gracia la doy.

Un hermoso ejemplo:

La Biblia nacida en el oriente y vestida de forma e imaginación oriental, la Biblia anda por todo el mundo con pies familiares, y entra en tierra tras tierra para hallar la suya en todas partes. Se ha apren­dido hablar al corazón del hombre en centenares de idiomas. Llega al palacio para decirle al monarca que es un siervo del Altísimo, y luego entra en la casa de campo para asegurarle al campesino que él es un hijo de Dios. Niños escuchan su relato con admiración y encanto, y sabios la consideran ser parábola de luz. Contiene una palabra de paz en la hora de peligro, una palabra de consuelo en el tiempo de cala­midad, y palabra de luz en la hora más obscura. Sus oráculos se repiten en la asamblea del pueblo; su consejo se susurra en el oído del solitario. A los perversos y orgullosos les hacen temblar sus amones­taciones, mas a los heridos y contritos les resuena como voz de madre. El desierto y lugar solitario han sido alegrados por ella, y el fuego del hogar ha alumbrado la lectura de sus páginas bien hojeadas. Se ha pasado lentamente a nuestros sueños más preciosos para que el amor, la amistad, la memoria y esperanza, la simpatía y devoción se vistan de la ropa más bella de su lenguaje atesorado que respira incienso y mirra. ¡La Biblia! ¡La Palabra de Dios!
Autor Desconocido

¿QUE OPINAS TU?

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.