') ')


Alejandro Gonzalez | 7:43

Jesús nos juzga trinitariamente y nos pide que así aprendamos

Otra vez Jesús les habló, diciendo:Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero. Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy. Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie. Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre. (Jn 8:12-16)

En este sábado de pentecostes en que miles de creyentes alrededor del mundo se preparan a festejarlo así como lo va ha realizar la congregación del pastor Daniel Marquez -quien ya prometió su presencia para nuestro próximo Interview con el Pastor - a partir de las 17 horas en el hotel del ACA en Córdoba.  He sentido en mi corazón el tratar las palabras de nuestro Señor Jesús v.12_ quien se dirige a cada uno de nosotros ofertandonos -podríamos decir para parecer mas intelectuales incentivandonos pero perdería la noción de ser un verdadero regalo de su parte hacia nosotros- a seguirle a él, para no andar a tientas por el mundo.

V.13_ Este ofrecimiento queda demostrado en la contestación que Jesucristo les da a los fariseos al estos haberle confrontado diciéndole "que el testimonio que el da por sí mismo no es verdadero".

V.14_ Sin embargo es el propio Señor Jesús el que nos enseña  una lección que muchos de los hombres no tenemos en cuenta y por lo que fracasamos en lo que emprendemos y es que "no dudaba de donde él había venido", y asi de esa misma manera es como cada creyente no debe dudar de su nuevo nacimiento en Cristo, de su nueva vida y cual es el final de su carrera (2 Ti 4:7-8) ante el trono celestial del Padre. Eso mismo fue lo que el Señor les dijo a los fariseos al aseverarles "se de donde vengo y a donde voy".
En el articulo anterior a este hablamos de como el conocer la verdad nos hace libres y de como los fariseos eran esclavos de su propia mentira -y aun lo siguen siendo, hasta que el arrebatamiento de los cristianos les suceda en sus propias narices- al poner como excusa valedera que por ser hijos de Abraham eran libres (Jn 8:33) obviando su estado actual de esclavos del imperio romano.

V.14-15_ Los hombres juzgamos por lo que vemos y de eso quienes estamos en esta profesión de comunicar un mensaje sabemos mucho. En el presente cuando una persona llega a mi oficina freelance, en donde producimos los contenidos audiovisuales para la web nos tratan y ven de una manera muy distintas de cuando otras personas nos ven por la calle o en nuestros trabajos seculares. Sin embargo Cristo no juzga asi, no lo hace al igual de como los hombres según lo que ve, sino según lo que sabe de cada uno de nosotros, del esfuerzo que cada uno puso para seguirlo cada día mas piamente. Y esa forma de juzgar, es trinitaria pues solo puede ser realizada por revelación divina entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, esta es la verdad del juicio que al igual que en la realidad se encuentran el juez, el abogado y el jurado para otorgar una pena.


Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.