') ')


Alejandro Gonzalez | 18:32

La oración eficaz para con el Padre

La oración eficaz del justo puede mucho. (Santiago 5:16b)
Aunque en el siguiente estudio solo hará énfasis en el poder de la 'Oración Eficaz' es en parte el inicio o introducción al estudio del 'Padre Nuestro' el cual veremos en el siguiente articulo. No obstante el que hayamos tomado la segunda parte del versículo de la carta del apóstol Santiago para tratar como 'clave' del poder de la oración es de destacar que a este tipo de oración la caracteriza la sanidad y maravillas divinas como nos muestra la primera parte del versículo y las palabras que lo anteceden y preceden. En fin el contexto.

Eficaz: Significa que tiene la virtud para producir el efecto deseado. Poderoso para obrar. Asimismo mientras en la nueva versión internacional (NVI) de la Biblia Reina Valera se redacta esta frase: "La oración del justo es poderosa y eficaz", en la Biblia Jerusalem se lo traduce de la siguiente manera: "La oración ferviente del justo tiene mucho poder". Por lo que de acuerdo al pasaje de Santiago 5:16 y su contexto, la 'oración eficaz' es aquella oración de fe, perseverante, ferviente, poderosa, que proviene de un corazón que ha sido perdonado y limpiado por Dios.

Desde niños se nos ha enseñado que 'Orar es hablar con Dios'. Sin embargo esto no es así en todo su contexto ya que no se trata solo de pedirle por nuestras necesidades. También es estar en comunión con Dios, es conocerle, amarle, escuchar su voz, confesarle nuestros pecados y adorarle entre otras muchas buenas cualidades que nos harán el poder vivir en una vida en santidad que se traducirá en un ministerio o servicio de intercesión poderoso para con el Señor. Pero a su vez también es batallar contra fuerzas espirituales que solo se irán si oramos con autoridad y poder.

Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó. (Hch. 28:8)

Como podemos ver en lo sucedido al apóstol Pablo durante su viaje a Roma [...] la oración no sólo es un buen sentimiento o una actitud noble. No es una clase vaga de influencia que flota alrededor y que pudiera esperanzadamente hacer a alguien cierto bien. 

La oración es la parte que representamos en enfocar el propósito y el poder de Dios sobre un punto específico de necesidad. Dios nos ha dado el privilegio y la responsabilidad de realizar Su voluntad tanto en la tierra como en el cielo. Nos promete respaldar nuestras oraciones de fe con Su poder y autoridad [...]*.

Podrían citarse muchos otros versículos que hablan sobre la oración, promesas, etc., pero el objetivo de este primer estudio es simplemente introducirnos para seguir los consejos que el mismo Señor Jesucristo dio a sus discípulos, según el relato del evangelio de Mateo 6:5-14. (Orar en lo secreto y el Padre Nuestro)

Es interesante al comparar con el texto paralelo en Lucas 11:1-14 que lo que mas les llamaba la atención a los doce apóstoles que estuvieron al lado del Señor, fue la vida de oración que llevaba. Ellos veían que Jesús oraba y luego sanaba enfermos, perdonaba pecados, echaba fuera demonios, y hacia grandes milagros y prodigios. Sin embargo no le preguntaron como sanar enfermos, o hacer milagros, sino que le dijeron:"enséñanos a orar" (Lucas 11:1), entendiendo que el poder para realizarlos residía en una vida plena y en comunión con el Padre por medio de la oración. Ellos se dieron cuenta que el gran poder de Jesús, era consecuencia de la comunión que el tenia con el Padre. 

Introduciéndonos en una vida de oración plena
6:5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
6:8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. (Mateo 6:5-8)

Versículo 5: Jesús nos advierte que no debemos orar para ser vistos. No debemos orar pensando en quienes nos escuchan para que digan: "Que bien que ora" o que nos adulen. Debemos tener cuidado con la hipocresía.

Versículo 6: Es importante un tiempo para orar a solas (al margen del tiempo que uno ore en la iglesia o con otros hermanos), para lo cual es necesario ser disciplinado, hay que tener un lugar y una hora o un momento determinado, si es posible. Es fundamental tener el habito de orar.

Versículo 7 y 8: Jesús nos enseña que no debemos repetir palabras inútiles, ni 'frases hechas'poco, tampoco debemos orar apurados, sino pausadamente y tomándonos tiempo para escuchar al Señor y dejar al Espíritu Santo guié nuestra oración. Si el ya conoce nuestras necesidades antes que se lo pidamos, el deseo de Dios es escucharnos hablar con el.

En estos cuatro versículos que hemos podido analizar nos permiten llegar a la conclusión que para poseer una oración eficaz para con el Padre debemos de cuidar nuestra relación particular con Él. 

Y TU COMO ORAS EFICAZMENTE?

(Fuentes: Resumen preparado por el Pr Walter Romaneghi en base al estudio biblico elaborado por el Pr. Willy Romaneghi titulado: Consejos Bíblicos para orar eficazmente". / *El Cayado del Pastor - Leccion: El Papel De La Intercesión En Alcanzar Al Mundo Para Jesús)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.