') ')


Alejandro Gonzalez | 19:10

¿Que es y como oprime un espíritu de miseria?

Aunque el mundo muchas veces se excuse con el con sabido dicho que uno puede "ser pobre pero honrado" o que nos intenten convencer que 'existe una pobreza digna', en realidad esto no es así y en muchos casos este estado de vida es inducido por un espíritu de pobreza. 

Algunos cristianos pregonan que Cristo vivía en la pobreza absoluta y esto queda demostrado en la Biblia que no era así pues sus palabras nunca aseveraron esto sino todo lo contrario luchando denodadamente contra la pobreza, aunque también aseverando a sus discípulos que pobres siempre habría en el mundo para ayudar (Mt 26:1; Mc 14:7; Jn 12:6) aunque a él no siempre lo tendrían en su presencia física.

Cristo también muestra que la pobreza tiene varios estados u áreas:
  1. Espiritual: Mt 5:3; Lc 4:18 y 6:20 ; 16:22
  2. Almatica: Lc 18:22; 19:8
  3. Económica: Lc 21:2-3 y 16:20
  4. Física: Lc 14:13
Ahora bien la biblia nos muestra en el mensaje de Jesucristo que las riquezas de Dios no son las de este mundo pues todas las riquezas de este mundo le pertenecen a el Príncipe de este mundo, el Diablo o Satanás. "Recordemos después del ayuno del Señor Satanás le prometió darle todas a Jesús si se postraba en tierra adorándolo (Mateo 4, 8-9): "Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares." 

No obstante esto no significa que los cristianos no puedan poseer riquezas sino para que las posea in crescendo deberá vivir una vida pía y justa para con Dios quien le proveerá en su sabiduría de acuerdo -y esto lo agrego yo- a la sabiduría para administrarlas para con su vivir diario. (3 Jn 1:2 "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma"). 

¿Esto quiere decir que no puede haber empresarios cristianos exitosos?. No; lo que quiere decir es que si usted no nació para ser empresario o comerciante no le hace falta tener grandes riquezas "para no disfrutar con los suyos", es decir para amarrocar u ahorrar codiciosamente -que es pecado-. Dios siempre le dará riquezas en sobreabundancia para buenas obras. (2 Co 9:8)

En el siguiente versículo de 1 Reyes 2:3 podemos leer bien esta clara diferencia al final del mismo donde demuestra que son dos cosas diferentes "hacer algo que emprender algo", mientras que el ir a trabajar a mi empleo es 'hacer algo', el comenzar un negocio u empresa es 'emprender'. 
"Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas;" 

Con esta introducción aclaratoria en parte de que es la pobreza para todos aquellos que conocemos la historia de Job -los que no, no le vendrá mal leerla- nos permite "deducir que si nuestros bienes económicos no tienen la bendición de Dios, Satanás tranquilamente puede arrasar con todas nuestras riquezas materiales u espirituales, como ocurrió en el caso de Job en el momento que Dios retiró su bendición" permitiendole al Diablo robar y matar pero no llegar a destruir, debido al encubrimiento que este cometía para con su familia. Sus hijos e hijas unos dilapidadores y perversos sexuales, y su esposa una mujer que al ver como toda la fortuna se escurrió abandono a Job y le pidió que maldijera a su dios es decir no creyente. En fin esto nos aclara que gran parte de los pobres tanto natural como espiritualmente se debe al ataque u opresión demoníaca u de un espíritu de pobreza.

El espíritu de Miseria

Una de las maneras mas comunes de reconocer si este espíritu esta actuando activamente sobre una persona o familia es discernir si la mentalidad de pobreza reina en sus vidas el objetivo que persigue el espíritu de pobreza es primeramente introducir argumentos que convenzan a las personas de sus debilidades y así transformarlas o crear fortalezas con el propósito de impedir el caminar en la plenitud de la victoria obtenida por Cristo en la cruz y en las bendiciones de nuestra herencia como verdaderos hijos de Dios.

Ahora bien este espíritu tiene diferentes estrategias pero una de las mas comunes es la acumulación de cosas sin ninguna funcionalidad para la persona, si leyeron bien escribí funcionalidad y no utilidad porque todas las cosas 'guardadas' lo han sido por su posible utilización en un futuro pues "el objetivo de este espíritu no solamente es impedirnos obtener cosas sino, impedirnos hacer la voluntad de Dios, para lograrlo, Satanás, quizás pueda darte estas supuestas riquezas" que casi siempre ni siquiera son coherentes u acordes entre si (una silla de cada color, cubiertos de diferentes juegos, etc) pero que al pensar que no es suficiente, por mas que compres o te regalen nuevos no te desharás de ellos. Por mas que en tu entorno tengas tantas cosas que no puedas caminar por tu hogar tu vida estará vacía como si estuvieres en la miseria.

"La miseria es tener menos o nada de lo suficiente para hacer la voluntad de Dios. Es no saber dar a los demás, es tener y no saber disfrutarlo, es poseer y decir que nunca es suficiente, es nunca estar contento con lo que Dios nos da".

¿Cómo se forma una atadura financiera?
El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta. (Prov 22:7)


Aunque esto ya lo tratamos en artículos anteriores con otros sentidos las deudas son ataduras espirituales que nos van hundiendo cada vez mas en un pozo cenagoso que no nos dejara mirar las buenas oportunidades al encontrarnos cada mes con una gran parte de nuestro ingreso comprometido teniendo que volver a endeudarnos para continuar con nuestra calidad de vida.

Pero ¿es el culpable de nuestro padecer el usurero que se dedica a prestarnos dinero para seguir consumiendo? No, el solo aprovecha un situación particular en si se trata de una influencia demoníaca que lleva a la persona a actuar impulsivamente para adquirir un bien sin pensar en las consecuencias y que entorpece el progreso en la vida de la persona y puede llegar a ser espeluznantemente devastadora "(muchas veces cometemos locuras, como gastar más dinero de lo que podemos conseguir en determinado tiempo), añadiendo deudas y lo más grave es que nos acostumbramos a deber y a padecer las angustias que esto genera, convirtiéndose en un círculo vicioso que se transforma en atadura".


"Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. (Romanos 13:8-9)

El apóstol Pablo le llama la atención a los cristianos pidiéndoles que "deben evitar los gastos inútiles y tener cuidado de no contraer deudas que no puedan pagar. También deben alejarse de toda especulación aventurera y de los compromisos precipitados, y de todo lo que puedan exponerlos al peligro de no dar a cada uno lo que le es debido. No debáis nada a nadie. Dad a cada uno lo que le corresponda. No gastéis en vosotros lo que debe al prójimo. Sin embargo, muchos de los que son muy sensibles a los problemas, piensan poco del pecado de endeudarse".

Principales síntomas de una maldición financiera.

1. Por más que trabajas siempre obtienes pocos resultados (Hageo 1:6): “Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto.”

2. Siempre estás quebrado a causa de tus deudas (Proverbios 22:7): "El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta."

3. Lo que ganas nunca te rinde (Eclesiastés 5:10-11): “El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad. Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus ojos? ”

4. El dinero te produce preocupación y dolor (Eclesiastés 5:12-14): “ Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia. Hay un mal doloroso que he visto debajo del sol: las riquezas guardadas por sus dueños para su mal; las cuales se pierden en malas ocupaciones, y a los hijos que engendraron, nada les queda en la mano.”

5. Te esfuerzas demasiado y nunca alcanzas el éxito (eres cola pero no cabeza Deuteronomio 28: 44): “El te prestará a ti, y tú no le prestarás a él; él será por cabeza, y tú serás por cola.”

6. El afán constante de ganar más sin poder disfrutar de tu dinero (Eclesiastés 6:1-2): “Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres: El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso. 

7. Gastas y gastas y no puedes parar, no hay un control en tus gastos (Isaías 55, 2): “¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.”

(Fuentes utilizadas: Comentario Bíblico Matthew Henry; Biblia RV 1960, Blog del Ministerio de Liberación y Sanación "La Sagrada Familia de Nazaret" Articulo publicado originalmente el 17/05/15)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.