') ')


Alejandro Gonzalez | 6:00

Como saber los peligros antes y no pecar

Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta. (2 Reyes 6:12)
En este primer articulo de una serie que nos describirá cuales son los atributos de un profeta y como reconocer si estas profecías provienen de parte de Dios o solo son palabras infladas analizaremos la cualidad que posee la profecía de revelarnos los planes del enemigo u avisarnos del peligro que corremos pero primero adentrémonos un poco en el tema y veamos: 

¿Que es y quien puede ser profeta?

En un principio a los profetas se les conocía como videntes u adivinadores pues esta practica se encuentra íntimamente ligada a la visión del futuro revelada. No obstante hay que tener en cuenta que el segundo caso -adivinos- esta claramente condenado y prohibido por Dios ( Lv 20:27 y 19:26).

Aunque la biblia no indica el cuando y el porque fue cambiada la denominación de vidente a profeta -aunque si podemos deducir que fue durante el ministerio del profeta por antonomasia MOISÉS- si deja en claro que se trataba "de una persona llamada por Dios" directamente para recibir una revelación y trasmitirla a los hombres para producir un cambio. Es decir que este llamamiento no era hereditario como si lo era la condición sacerdotal levítica. 

En este pequeño párrafo anterior podemos leer claramente el porque el apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo le dice a los Corintos que todos pueden y deben anhelar el profetizar (1 Co. 14:1), pero también porque cada creyente al igual que los profetas antiguos son llamados particularmente por Dios pasando a ser parte integral de un cuerpo de Reyes y Sacerdotes (1 P 2:9; Ap. 1:6).

¿Ahora bien porque sucedió este cambio?

Aunque en la explicación anterior se puede encontrar gran parte de la respuesta esta bien el poder escudriñar un poco mas.

En primer lugar es conocida la historia de Balaam el adivino buscado para maldecir a Israel pero que por mandato de Jehova en vez de hacerlo termina bendiciendo el paso de la nación hebrea. no obstante lo que nos interesa en esta oportunidad es que la denominación adivino no solo que no genera 'ni un sentido de autoridad, ni de pertenencia como también la existencia de sexto sentido dirigido por el azar' por lo que al igual que en el caso de Balaam puede ser requerido su servicio por cualquier persona con intenciones contrarias a las ordenadas por Dios. 

Por su parte el Profeta responde a una autoridad y esta bajo su cobertura (Dios) por ende si es atacado es defendido por Él, lo que lleva a que el atacante al saber que debe enfrentarse a Dios mismo y perder la batalla decida desistir de su accionar o ignorar adrede el poder de Dios (ateos) y perder la guerra por completo.

En segundo lugar y como vimos anteriormente la revelación al profeta es directa de parte de Dios presentando un Dios que controla los acontecimientos y los lleva a un fin preparado por él, es decir que tienen una proyección hacia el futuro para buscar cambios tanto de una parte como de otra. 

En Conclusión 

El ministerio profético comienza por el aprender a escuchar la voz de Dios y obedecerle en consecuencia, y el ser parte activa como cristianos de este ministerio nos bendice con que el propio Dios nos revelara ( Nm 12: 6; Hch 2:17) los peligros tramados en lo mas secreto que nos acechan y que el enemigo tendera a lo largo de nuestro camino.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.