') ')


Alejandro Gonzalez | 0:38

Esta, no es para "todos"... solo para el necesita de esta palabra

El siguiente mensaje fue compartido por un hermano en nuestro grupo de facebook Comunidad Cristiana VCM y aunque es de autoria del Pastor Dante Gebel he decidido compartirlo en la web por que ha sido de mucha bendición tanto para su vida como para los que lo hemos leído al ponernos sobre aviso de aquellas amistades toxicas que siempre están dispuestas al igual que los cangrejos azules a no dejarnos subir hacia la libertad, financiera, social u sentimental.
 
El mensaje comienza destacando cuantas son las «veces que vives rodeado de gente que no te bendice (y no hablo de los inconversos a quien debes predicarles siempre enseñándoles que Dios no quiere limitarte sino que quiere ampliarte tu expectativa, tu panorama) sino de gente que por alguna razón se mete dentro de tu círculo íntimo y como vampiros te absorben la energía, te drenan la unción, te quitan la paz y te desgastan el día. A veces haciéndote perder preciosas horas de tu tiempo no solo por lo sucedido sino también por lo que te lleva recuperarte para volver a retomar donde dejaste. 

Es así que de pronto al darte cuenta sientes que tu tarea consiste en tratar de evitarlos y esquivarlos la mayor cantidad de veces posible a este tipo de gente. Muy pocos merecen el derecho a tu intimidad, a tu espacio de confort, y por tu salud espiritual, mental y emocional, es bueno que te rodees de gente espiritual, personas íntegras que te sumen y no te resten.

Por lo tanto no le abras el corazón a cualquiera, no compartas tus sueños privados con todos (porque pueden odiar tu túnica de colores), la envidia es poderosa (Prov. 27:4).  Y por sobre todo, nunca te asocies con alguien que está fuera de la voluntad de Dios, porque por mas buenas intenciones que tenga "Jonás", si te lo subes a tu barco... te lo va a hundir (Gal 5:1).

Y hazte un favor: 

Si Dios te muda a otro nivel, tampoco insistas con llevarte contigo a "Lot". Hay personas que fueron útiles a tu vida solo en determinada etapa de tu pasado, no quieras ser "más bueno que Dios", ni quieras llevarte nada de Egipto a tu nueva vida, porque te traerá grandes dolores de cabeza. (Gn 13:1 al 14:16 y 19:1-39)

A veces, si realmente quieres subir a un nuevo nivel de intimidad con Dios, vas a tener que cambiar tu número de teléfono, depurar tus amistades, cambiar de aire, limpiar tu entorno de relaciones tóxicas... 

O como hizo un amigo mío, grabando en su contestadora el siguiente mensaje:

"Te comunicaste con mi número privado. Estoy haciendo cambios radicales en mi vida porque necesito pasar a otro nivel espiritual. Por favor, deja tu mensaje después de la señal. Y si no respondo tu llamado...es porque es probable que seas parte de esos cambios..!!!" »

(Por Dante Gebel)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.