') ')


Alejandro Gonzalez | 1:05

¿Que son los miedos y como librarme de ellos?

Mientras me encontraba en una reunión 'ministerial' me preguntaron ¿que es el miedo?; porque nos paraliza tanto siendo tan simple dejarlo de tener si solo nos basta con enfrentarlo, y sin embargo no nos animamos a recibir la pronta respuesta a nuestro temor sea para bien o para mal.

Parece alocado esto de saber a que nos atenemos pero no lo es tanto pues no es para menos el saber que por miedo de los miedos se da lugar a la opresión demoníaca, posesión siendo ademas la entrada legal a la miseria, falta de cuidado personal y enfermedades entre otras áreas espirituales.

Aunque para dar una respuesta integra y fundamentada a esta verdad veamos rápidamente las tres partes que componen el ser humano.
  1. El espíritu nos correlaciona con Dios o lo que es divino.
  2. El alma relaciona lo interior del hombre hacia si mismo y,
  3. El cuerpo interrelaciona lo interno con lo externo o del mundo.
En fin en varias ocasiones -sino es en todas- el miedo se sustenta en un mal que esta por venir sea aparente o real, es decir se trata de la emoción manifiesta que tenemos al enfrentar los peligros e incertidumbres que nos producen ciertas situaciones. 

Un testimonio

Hace un tiempo atrás una conocida del ministerio me pidió que la ayudara con un "espíritu de pánico" o como se le llama por la ciencia humana "ataques de pánico", escuche atentamente todo lo que tenia para contarme hasta que su desahogo la guió a mostrar su 'pánico' en un llanto desconsolador. El espíritu se mostraba por lo tanto procedí a orar por ella, reprender el espíritu malo y recomendarle buscar en el libro de proverbios cada versículo que habla de sanidad, alegría y tristeza orando sobre él. ¿Por qué? La respuesta es simple: Cuando la casa queda limpia de lo que la afeaba es necesario llenarla rápidamente de cosas que la hermoseen pues sino no pasara mucho tiempo para volver a verse igual o peor. (Mt 12:45)

¿A que le tememos?

Espíritus Malos (1 S 16:14-23): El hacer lo malo es decir lisa y llanamente pecar nos deja indefensos ante estos espíritus al perder la cobertura de Dios permitiendo que podamos ser oprimidos u agobiados, como en el caso del rey Saúl a veces pensamos que estamos obrando bien pero en realidad no es lo correcto o la forma correcta de hacerlo y quedamos a la merced de ellos. 
Miedo natural: Como varones y mujeres que somos es algo natural temerle las catástrofes naturales como huracanes, temblores, a lugares altos o a la excesiva velocidad.
Miedo inteligente: Hay verdaderos peligros en la vida y también en la muerte y temerles es una reacción inteligente que nos permite resguarda nuestra integridad física, emocional y espiritual por ejemplo algunas experiencias comunes a todos los hombres temidas justamente son el dolor, los accidentes y el duelo. Sin embargo y aunque las descritas están en el plano físico es fundamental temerle aun mas al pecado y sus consecuencias temporales y eternas.
Miedo a la muerte: debemos cambiar nuestro temor a la muerte por el temor a Jehova. La palabra nos recuerda que la tristeza del mundo produce muerte, mas la tristeza de Dios produce arrepentimiento para vida eterna", para darle sentido a este ultimo versículo debemos tomar la Palabra clave y entender su verdadero significado sacándolo de los limites impuestos por la mala utilización del lenguaje: arrepentimiento.
Miedo al futuro (Mt. 6:34): es común que este miedo este acompañado por la ANSIEDAD -inseguridad- de llegar a una meta o de adquirir posesiones mas en una época que esta signada por el consumismo donde constantemente se utilizan los miedos al rechazo o la exclusión si no tenemos tal o cual cosa. Asimismo se trata en muchas ocasiones de la puerta de entrada a la depresión y el pánico.
Miedo a la oscuridad: Con respecto a este temor que es muy común en muchas personas es recurrente escuchar en sus testimonios que sienten que les tocan los pies, o que se mueve alguna presencia extraña en su habitación o 'ven sombras en la oscuridad' y en ocasiones hasta sienten que les respiran encima u oyen voces que le llaman por su nombre o les indican cometer algo.

¿Como vencer los miedos?

Como dijimos en un principio de este articulo en primer lugar para enfrentarlos los miedos  hay que "descubrirlos", es decir sacarlos de su escondite y traerlos a la realidad. Dar vuelta la partida el temor ya no será nuestro sino del temor que se sabe descubierto y por tanto pronto tendrá que retirarse. Al traerlo a nuestra realidad dimensional nos da la oportunidad de saber a que nos enfrentamos y por lo tanto de entender que el espíritu inmundo ya esta en desventaja y vencido (Col 2:15).
De seguro como en el caso de mi conocida atacada por un espíritu malo que le producía pánico al verse descubierto tratara de infundir mas temor con la utilización y puesta en practica de distintas artimañas y es aquí donde debemos poner en practica en segundo lugar el aprender a fortalecernos en las armas espirituales (Ef 6:10-20, 1 Jn 1:7, Ap. 12:11, 1P 5:9) que el Señor nos ha dado para poder salir airosos de estos contraataques y no caer nuevamente. 

El paso mas importante

Todo lo anteriormente escrito es efectivo con la mayor de las simplezas el orar al Padre en voz audible arrepintiéndote de todo pecado -arrepentirse en su significado mas simple te manifiesta que es el volverse en 180º grados, es decir dar la espalda y volverte sobre tus pasos de las decisiones equivocadas que te llevaron al lugar donde te encuentras-, creyendo en tu  corazón que Dios resucito a Jesucristo de entre los muertos (Ro. 10:8-11).

En fin si estas dispuesto/a a vivir una vida sin temerle a los miedos haz la siguiente oración en voz alta: 


SEÑOR JESÚS ME ARREPIENTO DE TODO PECADO, TE RECIBO COMO MI SEÑOR Y SALVADOR DE MI VIDA. CREO EN MI CORAZÓN QUE FUISTE RESUCITADO Y ESTAS A LA DIESTRA DEL PADRE.
RENUNCIO AL MIEDO A (di a que le temes), LO RECHAZO DE MI VIDA PORQUE SOY UN HIJO TUYO Y HE SIDO COMPRADO/A POR UN PRECIOSO PRECIO QUE ES LA SANGRE DE CRISTO VERTIDA EN LA CRUZ. 
ESPÍRITU INMUNDO QUE EL SEÑOR TE REPRENDA. SOY LIBRE POR LA SANGRE DE JESÚS.
EN EL NOMBRE DE JESÚS. AMEN

¿Cual es/era tu temor? Escribelo en los comentarios para que oremos por ello.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.