') ')


DE TODO UN POCO villaruel | 9:30

La Palabra de Dios es nuestra Herencia

Es indispensable saber que la palabra de Dios es nuestra Herencia es decir que tu no tuviste que trabajar por ellas, no te la puedes ganar sino que fueron entregadas para ti por la relación que tu tienes con Dios.

Pero hay un aspecto de responsabilidad dentro del concepto de la herencia. Tu no trabajaste sino que la obtuviste por relación, no te la ganaste pero la puedes perder. La puedes tirar pero no te la puedes ganar. Donde usualmente fallamos es en no cultivar esa relación que es la que nos permite a nosotras disfrutar verdaderamente de la herencia. 

El Hijo Prodigo en Lucas 15, perdió su herencia, la desperdicio, la tiro mientras estaba separado del vinculo que le daba derecho a esa herencia. Cuando restauro la relación tuvo derecho a una nueva parte de la herencia que le correspondía. La separación de la comunicación con el Padre fue lo que hizo que perdiera y desperdiciara aquello que le pertenecía. 

Si tu quieres manifestar las promesas de Dios tienes que entender que no hay nada que podamos hacer para que se manifiesten, porque son un regalo, son parte de tu relación con Dios. Pero lo que debes hacer es mantener tu parentesco con Dios, es decir entender su paternidad luego de recibir esa herencia y así poderla disfrutar,  mantenerla, duplicarla, mostrar que eres capaz y que eres madura. 

Las Promesas de Dios son por gracia. No nos merecemos aun lo que tenemos hoy. Incluso aunque tu no tengas una relación con Dios, tu tienes vida por causa de su amor. Porque El es quien pone el soplo de vida en ti cada mañana. 

El es el que hace que salga el sol sobre buenos y malos. No fue el despertador quien te despertó esta mañana, fue el todopoderoso que envió el soplo de vida y te levanto. Por gracia y misericordia tu estas viva. Ojala tu entendieras quien tu eres en Dios y lo que tu tienes en tu interior. Mujer toma tu herencia.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.