') ')


Alejandro Gonzalez | 7:06

Venciendo a los deseos de la carne, ten fe

Es común confundirnos y creer u atribuir todo lo malo que nos sucede al Diablo u enemigo -no digo lo contrario o que en su mayoría si hay una manipulación de la experiencia- sin embargo los apóstoles no nos enseñaron esto sino que en la mayor parte de sus escritos hacen hincapié en nuestro viejo hombre y en su clara tendencia a disfrutar y darle prioridad a los deseos de la carne.


¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. (1 Co. 15:55:56)

En este párrafo tomado de la carta a los corintios el apóstol Pablo nos habla de un aguijón en clara comparación con un arma mortal (Romana) que causa la muerte a quien la sufre, es decir Pablo habla nos habla de la muerte. En fin si leemos todo el contexto de estos versículos se basa en la palabra clave: PECADO, pues por el viene la muerte.

Es también importante destacar como las Sagradas Escrituras nos enseñan que es justamente por las ordenanzas del antiguo pacto, por el haber encerrado Dios en ella a todos las actitudes y costumbres sean estas buenas o malas que el PECADO tomo el poder de dar muerte.

Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte; porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató. (Romanos 7:10-11)

Ser hijos, no padres

Por otra parte y para poder enfrentar victoriosos al pecado y no terminar cayendo en las tentaciones de la carne el apóstol nos pide que seamos "imitadores de Dios como hijos amados", abandonando así aquellos aquellas cosas que sabemos Dios no hace, como viéndonos en un espejo o mejor dicho siendo el reflejo de la imagen de ese espejo.

Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. (Ef. 5:5-6)

La carne es sinónimo de esclavitud

Aunque somos libres en Cristo Jesús por el pacto de la promesa esto no significa que podamos hacer lo se nos venga en gana u hablar y andar en las costumbres del mundo pues vivir de este modo es solo excusarse de hacer lo que los deseos de la carne nos piden que hagamos, en una palabra es: Pecar -pero deliberadamente- y sabemos que la paga del pecado es muerte.  (Ro. 6:23)


Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. (Gal 5:13)
Pues entonces como llevaremos a cabo el titulo de este articulo o solo se trata de una paradoja o un mal chiste de Dios hacia la imperfección de la humanidad. No, no es así, se puede pero implica sacrificio, disciplina y FE.

Como plantear la lucha hacia la victoria

Sacrificio: porque debemos estar dispuestos a cumplir con nuestra decisión.
Disciplina: porque debemos estar dispuesto a recibir el perdón cada vez que vayamos al Padre a pedirlo no importa cuantas sean las veces.
FE: porque les aseguro que si no creemos que el es Fiel y Justo para perdonarnos, que es tardo para la Ira y Misericordioso nuestro arrepentimiento no serán mas que meras palabras.

1).- Ahora bien desde mi caso personal al reconocer cual era mi mayor atadura a la carne (en mi caso se trato de un vicio), primeramente decidi fortalecerme en oración sin darle mayor preocupación de la que suponía ese vicio. Entender que en el lugar donde me encontraba estaba muy expuesto y por tanto casi a merced de ese deseo. Entonces decidi plantearme un momento devocional cada día, donde leer la palabra, orar por fortaleza sobre los versículos leídos y por perdón esperando que Dios me confirmara el día de la victoria. Mi sacrificio estaba en marcha, me sentía como Jesús camino al calvario cada cigarrillo que prendía era como un latigazo o un escupitajo.


Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. (Gal. 5:19)

2).- Si somos Hijos debemos estar dispuestos a soportar la disciplina y muchas veces esta es comprensión y misericordia lo que nos irrita mas porque sabemos que lo que hemos hecho no es bueno y esperamos otra cosa, esperamos. castigo. Decidí que cada vez que tomase conciencia de lo que estaba haciendo (fumando) iría al Padre a pedirle perdón 'en oración en una buena charla y no en una frase'. Y les aseguro que el Espíritu Santo se ocupaba de hacerme tomar conciencia.

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. (Gal 5:19-21)

3).- FE: todos nos sabemos de memoria versículos claves que hablan de la Fe, que es y como se vive pero pocos sabemos que se trata del Don de Dios mas regalado por su gracia hacia nuestras vidas, es como si viniese en el combo de la salvación. Cuando nos damos cuenta de que estamos alejados de Dios (convicción de pecado) y decidimos aceptar a Cristo en nuestro corazón, el Espíritu Santo nos da Fe para creer y así dar el paso de salvación.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.