Las divisiones de la Biblia, nos presentA...: al HOMBRE | El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM <h1>El Camino, Jesucristo la luz del Mundo / Ministerio VCM</h1> Las divisiones de la Biblia, nos presentA...: al HOMBRE ') ')


Alejandro Gonzalez | 12:31

Las divisiones de la Biblia, nos presentA...: al HOMBRE

La Biblia se divide en dos grandes partes llamadas Antiguo y Nuevo Testamento y es esta única palabra que en apariencia reseña 'muerte' que une a estos dos tiempos que fueron divididos por la venida de Cristo  y que en esta ocasión no significa otra cosa que 'pacto u alianza', es decir nuestro Señor Jesucristo es el mediador de un nuevo pacto ya no caracterizado por los sacrificios levíticos sino por el sacrificio único en la cruz como cordero del león de Júda.

Asimismo esto nos revela ademas a Dios escogiendo un pueblo -y futura nación en 1948 es declarada su independencia-, Israel, para preparar la venida del Mesías por lo que el antiguo testamento y el Nuevo subsisten ambos o caen juntos. No se puede aceptar uno y negar el otro como podremos ver en el vídeo en donde algunos judíos son confrontados con la verdad descrita por el profeta Isaías, en sus promesas, el AT nos hace -por así decirlo- presentir el nuevo pues sin el no habría conclusión, ni cumplimiento.

Tanto Jesucristo como los apóstoles citan constantemente el AT como siendo la Palabra de Dios. En muchos de sus escritos leemos frases como "...y estas cosas acontecieron para que se cumplan las escrituras" o bien "...como escrito esta" o aun "...como Dios dice en la Escritura".

Las dos partes de la Biblia tal como la conocemos en el presente están íntimamente ligadas como la mano al brazo formando un conjunto viviente donde el mismo Jesucristo es el centro vital al ser el tema central de todo su argumento tanto de uno como de otro pacto y esto solo animado u relatado por el mismo Espíritu a través de los siglos en que se confecciono a cada uno de los hombres que fueron parte destacada de esta emocionante historia sin fin todavía. Es el propio Espíritu quien habla por medio de sus paginas escritas, aun cuando expone y hasta cuando juzga abiertamente los pecados de los pueblos, de las familias o de los individuos en particular.

La Biblia nos habla y describe al hombre tanto en sentido genérico como en lo individual al decirnos como es, descubre su corazón, así sea el de los mejores o mas destacados como el de los peores, de los que aman y de los que odian, de los codiciosos y de los sufren.

Desde un principio nos habla de ese mal, llamado pecado que nos corrompe como un cáncer, para no dejarnos aceptar la simpleza de la justicia. No encontramos en sus paginas a un hombre imaginario, tampoco al hombre ideal que nos presentan los humanistas y los moralistas. La biblia nos presenta al hombre de todos los días, aquel que queremos evitar, pero que se esconde dentro de nosotros, poniendo el dedo en la llaga proclama abiertamente aquello que nosotros queremos silenciar. 

El hombre descrito en la Biblia no es un hombre sin faltas: es real y pecador COMO TU Y YO.




Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.