') ')


Alejandro Gonzalez | 15:02

El mal no puede imitar al amor.

Hoy es un día muy especial para mi y para todos los que formamos parte de "Ministerio VCM" pues con este articulo sobrepasaremos las 100.000 visitas orgánicas en una plataforma Blogger por lo que en esta ocasión especial les decimos a todos "Gracias"pero como siempre y después de esta pequeña introducción disruptiva y aunque se que varios -como de costumbre, sino seriamos robots- pueden estar en desacuerdo en todo o en parte tratare de explicar un libro de la biblia que a mi entender es pre-apocalíptico y se trata de la Segunda Epístola de Juan y del cual no mucho se ha escrito u he escuchado hablar.


Palabras claves

V.1 y 2.- En estos dos primeros versículos el apóstol comienza su carta utilizando tres palabras claves que a su vez son tres figuras muy fuertes en la literatura bíblica y por ende de gran significancia para los cristianos.: El Anciano (Da. 7:9), quien representa a la figura de Dios; la señora elegida, quien representa a la esposa de Cristo u como seria aun mas literal y contextual a la novia comprometida que es la iglesia y la tercer figura, los 'hijos de Dios' es decir los cristianos quienes componen y forman la iglesia de Jesucristo.
Es también aquí donde el apóstol revela el máximo don de los cristianos: el AMOR. El conocimiento de la verdad que es Jesucristo. Asimismo el ministro 'amado de Jesús' indica el amor supremo que siente por los 'hermanos en Cristo', revelándonos algo que muchas veces repetimos como loros al evangelizar a una persona pero que al ser cuestionados por la misma no sabemos a donde remitirnos: Jesús la verdad revelada a los hombres vive en nosotros, todo el tiempo, en nuestros corazones y para siempre. (V.2)

V.3.- En esta sección de la carta -recordemos que los escritos están divididos en versículos para su mejor estudio-, el apóstol Juan envía su saludo a la iglesia a la que va dirigida la epístola, de forma rápida, contundente y disruptiva para así proseguir con su profecía desde el siguiente párrafo el V.4 en donde comienza a desarrollar el tema central de la misiva que es llamar u exhortar a la iglesia a volver a su primer amor. Es cierto lo hace partiendo desde el destacar 'el andar en santidad de "algunos" hermanos', aquellos que se han mantenido firmes en la fe aunque instándolos a predicar y  seguir evangelizando al mundo que los rodea con su testimonio.

El mal no imita al Amor

V.5 y 6.- Al igual que se tratare como dijimos anteriormente de un libro pre-apocalíptico, como transmitiendo un mensaje para la última iglesia -Laodicea (Ap 3:14)-, las palabras dictadas por el anciano de días a la novia que se prepara para las Bodas del Cordero le ruega a los hermanos "el amarse mutuamente", el sentir el "amor correspondido" de dos en pleno acuerdo. El mas claro ejemplo y descripción que podemos encontrar en la Biblia de este primer amor se encuentra en las palabras expresadas por el novio a su amada en el libro del "Cantar de los Cantares".
Este don único del amor santo entre cristianos nos resguardara del mal, al igual que se comporta un campo de fuerza. El mal puede imitar a todo lo conocido (1 Co. 11:14) pero no puede imitar al amor (1 Co 13:4-8). La respuesta que fundamenta esta aseveración es lo que sigue diciendo el apóstol (V.7).

V.7 y  8.- Juan llama a la precaución a los hermanos como poniéndose al frente de un púlpito futuro casi hablándonos a nuestro presente milenial donde cientos son engañados ( 1 Ti 1:3-4; Judas 1:10-11) por hombres que disfrazándose de piedad salen a exaltar el anticristo -poniéndose en su lugar, utilizando artimañas y medias verdades-. Como aclaración 'anticristo' es una palabra que significa "en el lugar de Cristo" y no como algunos creen "en contra de Cristo".   
Por supuesto que cabe aclarar que las técnicas y estrategias utilizadas para reclutar y engañar cada día son mas sutiles para confundir, para no poder distinguir al igual que una foto desenfocada donde comienza a difuminarse la imagen de lo cierto y lo real.

¿Por qué cuidar la salvación?

V.9.- Aquí esta la respuesta a esa pregunta que tanto a desvelado a eruditos bíblicos en largas discusiones.: ¿La salvación, se pierde?. ¿Si o no?.
-. ¿Pero si tantos años sirvió en el ministerio a tantos trajo al camino y conocimiento de Cristo?. Tratamos de excusar a nuestra conciencia para respondernos que no se pierde no obstante en realidad es pues depende como se la ve a esta cuestión pero sí, se pierde por la razón de que aunque no lo parecía siempre estuvo perdido ya que al igual que un mimo que se posesiona de su personaje, solo imitaba cuasi a la perfección el ser cristiano pero Dios -el amor- no estaba en él. Por tanto y por que es casi imperceptible ese limite, ese saber prefiero considerar que la salvación se pierde y mantenerme atento.

¿Por qué no ser tibios?

V.10 y 11.- En este tiempo es común escuchar que si no nos hacemos los sordos a algunos mandamientos somos "estructurados o religiosos" sin embargo es aquí en estos párrafos que el apóstol amado nos muestra que esa dureza con que debemos tratar a quienes se comportan al igual que la cizaña, no es por carecer de sentimientos o misericordia hacia los que se pierden sino por obediencia en primer termino y en segundo termino para no ser considerados como coautores de los mismos delitos y pecados cometidos por el tal. aclaro que esto no significa que estos queden exentos de nuestra predicación o de poder compartir lindos momentos de la vida diaria -esto es otra cosa- pero si de nuestra amistad y de nuestra bienvenida y festejos a su accionar.

V.12 y 13.- Llegamos al fin de este articulo y aunque en estos dos últimos versículos existe mucho para seguir revelando por el uso del Don de Ciencia, en pocas palabras claves que se encuentran en ellos es preferible acallar hasta la maduración y tomarlos como para lo que fueron escritos, como una despedida y aviso de un nuevo y pronto encuentro donde charlar. Amén. 

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.