') ')


Alejandro Gonzalez | 20:04

Que es valentía en tiempos del Nuevo Testamento

Valentía es poder hacer frente a los problemas que se nos presentan aunque que esto no signifique carecer de temor o miedo a ellos pero si no quedar paralizados. En uno de los artículos anteriores destacamos el pedido del pastor e hijo de Billy Graham, Franklin Graham de ser valientes y no callar ante el trato de temas urticantes teniendo de ejemplo al propio Jesucristo quien refiriéndose a esto dijo a sus discípulos que todo aquel que se avergüence u acobarde de su nombre, él no le reconocerá ante el Padre.

La Sagrada Biblia nos muestra en varias ocasiones un Jesús valiente, temerario ante las consecuencias aunque con gran fe en quien lo salvaría de tales situaciones. Peligros a los que debió enfrentarse ante sus compatriotas judíos quienes en pos de la defensa de sus creencias e intereses profesaban una mentalidad cerrada y fundamentalista que lo pondrían ante la posibilidad cierta de muerte varias veces pero que además no dejaba a los ver la realidad de a quien tenían enfrente: el Mesías.

Jesucristo ante ese panorama debió cumplir con cada una de todas las ordenanzas para poder vencer en la cruz y eso significaba tener que confesar su 'linaje divino y real', aceptando ante ellos ser el único Hijo de Dios, conocerlo personalmente, haber crecido y compartido su tiempo, niñez y madurez. Al punto de igualar a Dios a la condición de 'hombre' -algo que ha muchos le suena blasfemo en la actualidad olvidándose de reconocer la "hombría perfecta" (Gn 5:1-2) de Elohim pues hemos sido hechos a su imagen y semejanza-.

V.54 Jesús termina su frase aparentemente normal u inocente con una aseveración que lo pone a él mismo contra la espada y la pared. Cualquiera de nosotros diría " mi padre esta orgulloso de mi, adonde he llegado el éxito que he obtenido con honestidad y humildad" pero quien se animaría a decir "mi padre biológico es Dios, SU DIOS"

V.55 Jesús continua diciendo "yo lo conozco se el tiempo que hemos pasado juntos compartiendo charlas y justamente por ello se adonde voy y por eso mismo es que (yo) guardo sus Palabras pero ustedes, que tienen la posibilidad de hacerlo, ni siquiera se han acercado a Él, lo que hará cierto que se revele nuevamente a sus vidas.

V.56 y 57 Yo estoy aquí y todos pueden tocarme y discernir si soy o no el Hijo para eso es el libre albedrío -para tomar decisiones- pero también estuve con quien vosotros decís que es vuestro padre: Abraham (varios miles de años antes de su nacimiento natural) y él "se gozó...", me vio y me reconoció por que "yo soy" ese hombre que le dio la promesa. Pueden imaginarse la reacción si hoy se les aparece una persona, un hermano o el pastor de su congregación diciéndoles lo mismo y que encima termine la frase diciendo soy dios. (Lo he puesto en minúsculas por respeto, y por temor usar en vano su NOMBRE) 

Los judíos reaccionaron para apedrearlo para quitar lo que para ellos podría traer contaminación a sus pares. Nosotros en cambio solo nos moveríamos de congregación dejando en soledad y tildándolo de "loco" a quien se anime a proclamar algo así. (Aclaró que en los tiempos del A.T. este dejaba lugar a la venida de Cristo por lo tanto tenia factibilidad de ser, mientras que en tiempo del N. T. ya no se da lugar a una segunda venida sin que antes suceda el arrebatamiento de la Iglesia de Cristo por lo que toda persona que tome ese lugar es un falso profeta u anticristo).



Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.