') ')


Alejandro Gonzalez | 13:58

La gloria postrera es mayor que la primera

"La gloria postrera es mayor que la primera". Parece una frase conformista o rebuscada para acomodarnos a las vivencias diarias, no obstante no lo es, puedo asegurar esto desde mi propia experiencia ya que muchas son las glorias y éxitos que tiene el cristiano durante su vida y siempre de menor a mayor según cuanto hayamos crecido en santidad -a veces con cicatrices profundas- pero... al salir a contarlas como si se tratase de una novela esto sólo retrasara nuestro crecimiento. Sin embargo si escuchamos la voz de Dios y comenzamos a expandirnos en él (en consagración y santidad) veremos que todo a nuestro alrededor se empieza a comportar al igual que una luz en la oscuridad a la que mientras más intensidad le demos más amplió será el lugar que podremos gobernar es decir tener autoridad.

Expansión de  un gobierno es como la luz, gobierna hasta donde alumbra

La verdad os hará libres: el ver nuestra realidad y conocer la verdad de lo que tendremos que enfrentar nos dará sabiduría para capacitarnos y así enfrentarnos a las circunstancias, si aceptamos la verdad y no nos encerramos en lo que creemos (Col 2:22). Ejemplo de este acostumbramiento es el caso de una nación esclava (Israel) quien fue liberada por Moisés, pero a pesar de su liberación sus pensamientos seguían estando esclavos.

Por tanto Dios debió dejarlos vagando en el desierto de su propia vida, deseos y ansiedades hasta que perecieron y nació una nueva generación con mentalidad de liderazgo y no de langostas (Num 13:33) que supo ver en donde sus antecesores no veían. (Aclaro que solo Josue y Caleb quedaron de aquella mala generación al creer y recibir la promesa de Dios de que ellos entrarían en la tierra prometida).

Debemos funcionar en el nuevo pacto es una nueva naturaleza

Aunque parezca raro lo que a continuación aseguró, la Palabra es quien lo atestigua.: "debemos funcionar como una plaga". Cristo poco antes de su ascencion nos lo ordeno (Mt 28:20) y eso mismo fue lo que los apóstoles y grandes hombres de Dios hicieron.en cada lugar al que iban recibiendo como pago por la obra que realizaban de parte de aquellos a los que no les convenía: "...estos están trastornando el mundo..." (Hechos 17:6), "...hemos hallado que este hombre es una plaga..." (Hechos 24:5)

Debemos responder el llamado de Dios, libertando personas, casas, familias, trabajos, comportarnos al igual que Moisés quien aunque tuvo miedo del mandato por la seguridad que sentía ante la presencia del ángel de Jehova respondió "heme aquí"  (Ex 3:1-10) tomar la identidad correcta como hijos de Dios, entendiendo que nuestra naturaleza a cambiado al vivir con Cristo por lo que cuando declaró una palabra esta ha de ser gobernante, direccionada por el espíritu: “Dios le dijo a Moisés ve y yo estaré contigo" y esa misma orden nos fue dada por intermedio de "Dios Hijo" a todos sus discípulos. En fin ya no respondes al hombre adámico o carnal, por lo que no te preocupes por las cosas que obtendrás o que llevaras contigo sino en creer en la Palabra que se te ha dado.

Anonimato espiritual

Sin embargo para que esto suceda debo vaciarme de todo aquello que no corresponde y salir del anonimato espiritual, debo renunciar a la amnesia de olvidar de las promesas de Dios aunque esto signifique tener que preguntar como lo hizo Moisés "¿Quien eres tu?. Pregunto Moisés. Respondió Dios  “Yo soy el que Soy” ( Ex 3:13 Parafraseado). Jehova no es un Dios escaso, ni sordo, ni ciego. Él esta dispuesto ha utilizarnos y a perfeccionarnos pero sí cumplimos con nuestra responsabilidad de conocer su naturaleza, su reino, de tener una mayor comunión con Él  y con su Palabra.

Expandirnos en el conocimiento de Dios por medio de utilizar su don de ciencia y así renunciar al anonimato por ignorancia de 'que somos en Dios' y a la falta de conocimiento que solo te lleva a preguntarte ¿Quién eres? y esto debido a que has sido tu mismo quien se ha apartado de Él y en tu intimidad si te eres honesto contigo mismo tienes las respuesta a ¿por qué dejas de orar, de creer, de buscar de Dios y su revelación?.

Por último siempre es importante tener en cuenta que se puede saber uno o dos versículos o todas las Sagradas Escrituras pero si no se las lleva a la practica de nada sirven y asimismo se puede no tener mucho conocimiento y escudar en ello los equívocos y de nada sirve que solo el crecer en su conocimiento y santidad nos hará pasibles de estar en su presencia. (He 12:14)


( Nota: Articulo basado en el sermón de la Pra Beatriz Romero)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.