') ')


Alejandro Gonzalez | 19:29

El libre albedrío es hacer lo que se nos viene en gana

El libre albedrío es hacer lo que se le viene en gana a cada uno, es decir es poder hacer todo lo que uno pueda y quiera hacer. No parece difícil, aunque si es difícil de creer y leer esta definición en una pagina cristiana y mas aun al empezar a tratar un tema tan importante y delicado como este.

Al compartir este tema con el grupo de wahtsapp de varones de mi congregación el impacto fue instantáneo recibiendo como contestación los siguientes dos versículos Is 48:17 y 1 Co. 10.23, pero claro se trata de personas cristianas por lo que entonces podríamos decir que según el lugar desde donde se este mirando -bueno o malo, Dios o el Diablo-, existen dos claras divisiones del libre albedrío.: el cristiano y el mundano.

Para ejemplificar este tema he dibujado dos círculos casi pegados entre si uno bueno y otro malo. A los que les he cambiado los nombres por los de Jesús y el Mundo. Ambos círculos como se puede ver en la figura poseen un limite definido que me delimitarían mis normas y también mi libre albedrío para moverme dentro del espacio de cada uno de ellos. 

No obstante si quiero puedo salirme de esos limites o cruzarles si así lo deseo pues no se trata de muros imposibles de pasar. Puede que esos limites los cruce para bien o para mal. 

Dentro del cristianismo esos limites son las normas y ordenanzas que Dios nos da y dentro de esos limites puedo hacer millones de cosas si me muevo correctamente y esta bien. Pero si yo dentro de esos limites que me dicen que no puedo ser homosexual, que no puedo acostarme con mi suegra, cuñada, que no puedo adulterar y quiero hacer eso poniendo la excusa que sea -pues aclaro, tengo toda la libertad de hacerlo- no puedo decir que soy cristiano

Es así que mi libre albedrío me lleva a tener que tomar decisiones con claras consecuencias sobre mi futuro físico y espiritual, sobre lo que quiero ser. Por eso es que hoy se ve a cientos decir que son cristianos y no lo son, si les gusta una chica o mirar pornografía en miles de paginas web, o hacerse tattos u abandonar a su esposa porque según ellos el amor se acabo así lo hacen. Pero les tengo una noticia. Dios no los va ha recibir en el cielo, si, así es.

Una frase corta y fuerte que cuando uno se acerca y le dice eso a alguna de estas cizañas pone el grito en el cielo, y dice: ...pero si Dios es amor...  pero no sabe que Dios pone en claro que es amor en su Palabra, y podrá discutirlo con cada uno de nosotros si es o no es así, acusarnos de hipócritas, discriminadores y aun porque sus razones sean bien esgrimidas no quiere decir que lo sea, porque para ser cristiano va ha tener que recibir a Cristo en su corazón, surgiendo en su vida un verdadero cambio.

Ser cristiano es obedecer. la biblia me enseña que ningún mentiroso, ningún borracho, ningún idolatra, que ninguno que se tatué el cuerpo entre otros mandamientos va a entrar en el reino de los cielos y podrá arrepentirse una y mil veces pero mientras lo siga haciendo, no entrara en el reino de los cielos. Ahora bien eso no significa que si esa misma persona se arrepiente de corazón sinceramente y deja de hacer lo malo, de mentir, de emborracharse, de adulterar o se quita los tatuajes o se vista de hombre o de mujer de acuerdo al sexo que le corresponde no acceda a la vida eterna pues ahí estamos hablando de otra cosa, esos si son frutos de arrepentimiento y ahí no podemos decir que esa persona no va a entrar sino todo lo contrario pues esta obrando de acuerdo a lo que Dios pide, porque eso es lo que quiere Dios. 

En conclusión

A todos DIOS nos ha llamado al arrepentimiento a cumplir su voluntad. Por eso, quienes somos nosotros para decir lo que esta bien o mal de acuerdo a lo que nos planteamos y juzgar a la Palabra. En verdad nosotros solo podemos decir: Esto no me gusta y salirnos de los limites.





Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Gracias por dejar tu comentario. Dentro de un rato podrás verlo. Bendiciones.